La policía británica busca a la madre de tres bebés abandonados en siete años de intervalo

De apenas horas, los menores de edad fueron encontrados en 2017, 2019 y 2024; la Justicia confirmó que son hermanos

Mundo 05 de junio de 2024
Diseno-sin-titulo-2024-06-04T102910.236

LONDRES (AFP).- La policía británica informó el martes que está buscando a la madre de tres bebés, dos niños y una niña, abandonados en Londres en circunstancias parecidas en 2017, 2019 y 2024.

"Nuestro trabajo se centra en la búsqueda de la madre y sobre cómo darle apoyo”“, afirmó el inspector Jamie Humm en un comunicado.

El abandono de menores es muy poco común en Londres, y todavía más en un triple caso. El vínculo familiar entre los tres recién nacidos se hizo público este martes.

Los tres fueron abandonados poco después de su nacimiento en el este de la capital británica. Fueron hallados envueltos en una toalla y dentro de una bolsa de compras.

La policía de Londres, que difundió imágenes de dos de los bebés, lanzó un llamado para obtener cualquier información sobre el caso.

El inspector Jamie Humm indicó que habían trabajado sin parar para identificar a los padres, pero hasta ahora había sido en vano.

El último de los recién nacidos fue hallado por una persona que estaba paseando su perro por la noche, el 18 de enero, en el barrio de Newham, en el este de Londres. Hacía -4°C. La niña todavía tenía el cordón umbilical y probablemente había nacido una hora antes.

La policía estimó entonces que era “muy probable” que la pequeña Elsa (el nombre que el hospital le dio) naciera de un “embarazo ocultado”.

Un test ADN probó que tenía un hermano y una hermana, que también habían sido abandonados.

El niño, que fue llamado Harry, fue encontrado en septiembre de 2017 en un parque. Fue adoptado.

Su hermana, identificada como Roman, fue hallada una noche gélida de enero de 2019. El bebé, envuelto en una toalla blanca y colocado en una bolsa, fue encontrado cerca de un banco en un parque para niños. Una mujer que paseaba al perro oyó ruidos extraños que salían del bulto. Desde entonces, la niña fue adoptada.

Una jueza del tribunal de asuntos familiares autorizó el lunes la difusión de la información sobre la relación familiar entre los tres bebés.

La única información detallada en los documentos jurídicos sobre su físico es que los tres son negros.

“El abandono de un bebé en este país es un hecho muy, muy inusual. Hay años en los que no hay ningún niño abandonado”, señaló la jueza Carol Atkinson.

Y siguió: “Es muy importante que la gente sepa que existe una madre y un padre que tuvieron la necesidad de abandonar a sus hijos de esta manera, en tres ocasiones”.

FUENTE: LA NACION

Esto Pasa
Interes General