El paso del tiempo aviva el misterio en torno al crimen del comisario Morgans

Pasaron cinco años y el crimen del comisario inspector Guillermo Morgans sigue envuelto de misterio. No hay detenidos y nada se sabe hasta ahora desde aquel 10 de junio de 2014 cuando fuera ejecutado a sangre fría con un disparo en la nuca dentro del quiosco que tenía uno de sus hijos en Rodriguez y Salta, pleno macrocentro de Rosario.