155 AÑOS DE GRIETA: El gobierno se reúne con estatales por la clausula gatillo sin la presencia de representantes de los policías

Gremiales 29 de agosto de 2019 Por
Como ocurre desde la creación de nuestra institución, el gobierno provincial convocó a sectores estatales, pero dejó a fuera a nuestra fuerza. Una vez más el Ministro Pullaro y Farías son los responsables de esto.
1

La inflación nos golpea a todos los argentinos, a todos los trabajadores, públicos y privados; pero como siempre, a la hora de sentar en un plano horizontal, por cuestiones laborales, a los policías, somos excluidos; ahí dejamos de ser empleados públicos para pasar a ser solo policías sin voz ni voto.

Hace meses desde UTRAPOL venimos sosteniendo que la cláusula gatillo se cobra a destiempo y con un índice (IPEC) en la provincia que dista de la realidad; y hace semanas también dijimos que en el mes de septiembre debería percibirse el salario teniendo en cuenta la inflación anual que oscila el 60 %.

En el mes de abril, cuando hubieron las paritarias se incluyó la cláusula gatillo, que actualizaba el sueldo de manera automática y conforme aumentaba la inflación.

El Gobernador LIFSCHITZ en las elecciones primarias de nuestra provincia sostuvo siempre que la clausula gatillo no se tocaba; lo reafirmó cuando era el embajador local de Roberto LAVANGA en la intentona de este de llegar a presidente; pero en el medio del calendario electoral nacional devino la debacles, la crisis nacional de la economía, y en pocas horas, el mandatario santafesino pasó de ratificar la actualización salarial en forma automática, a poner en duda su pago.

Este microclima económico provincial ha hecho que haya hoy una reunión entre representantes de trabajadores estatales, pero con la ausencia de la policía, y una vez más, nos preguntamos, cuál es la razón de no poder tener voz en una mesa donde se tratar cuestiones laborales, no de operatividad de la fuerza o de seguridad pública; las excusas de la no sindicalización de las policías, es ya un slogan que se usa para ponerle un cepo a cualquier reclamo laboral de nuestro sector.

Como siempre lo hemos manifestado, de democracia se habla, de derechos constitucionales se habla mucho, pero en los hechos, no existe.

Te puede interesar