CRIMEN DEL POLICÍA MAURO EMON: Prisión perpetua para los tres

Interés General 14 de junio de 2019 Por
Mauricio Gómez, Elías García y Alberto Moreyra recibieron la pena máxima por la muerte del agente de la ex Policía de Acción Táctica (PAT) de San Lorenzo, en el hecho ocurrido el 24 de junio de 2016 en la localidad de Capitán Bermúdez.
1

Mauricio Gómez, Elías García y Alberto Moreyra fueron condenados a prisión perpetua por el asesinato del policía Mauro Emon, acribillado el 24 de junio de 2016 en la ciudad de Capitán Bermúdez. El tribunal a cargo del debate, integrado por los jueces Alberto Rizzardi, Ignacio Vacca y Alvaro Campos, leyó la sentencia este jueves en los Tribunales de San Lorenzo.

Tal como lo había peticionado el fiscal Leandro Lucente, los tres imputados por la muerte de Emon recibieron la pena máxima por los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego en concurso real con homicidio doblemente calificado por haberse cometido para asegurar el resultado del delito y procurar la impunidad para sí y para terceros (homicidio criminis causae); y por haberse cometido en perjuicio de un miembro de la fuerza policial por su función, cargo o condición, agravado por el empleo de arma de fuego en calidad de coautores.

“Fue la sentencia más justa para nuestros tres hijos. El juicio fue muy complejo pero igual estamos agradecidos a la gente que ofreció su testimonio. Después dejamos todo en manos de los jueces. Hicieron lugar al agravante de que Mauro había dado la voz de alto y sin embargo lo mataron”, expresó Elisabet Oliva, la viuda de Emon, en una tumultuosa salida de Tribunales, que incluyó insultos y amenazas por parte de familiares de los tres condenados.

La viuda de Emon recordó que dos de los tres condenados “estuvieron implicados en la muerte de (Gabriel) Gordo”, comerciante de Capitán Bermúdez. “Ellos salieron a matar. Mientras tanto seguimos viviendo en el mismo lugar y no le tenemos miedo a nadie”, apuntó.

Aquel 24 de junio del 2016, Emon estaba franco de servicio cuando decidió realizar una salida familiar junto a su mujer y sus tres hijos. En el ingreso sur a la ciudad de Capitán Bermúdez fue ultimado a balazos por delincuentes a los que intentó detener cuando robaban un auto en la intersección de la ruta 11 y el camino que lleva a la empresa Celulosa.

Uno de los impactos ingresó en la zona del tórax y le provocó la muerte. Horas después del hecho, uno de los sospechosos fue detenido tras un intenso rastrillaje realizado por la Policía local. “Fue doloroso escuchar a integrantes de agrupaciones de derechos humanos pidiéndonos que tengamos compasión por los acusados para que no reciban prisión perpetua. Nadie tuvo compasión por el padre de mis hijos”, manifestó Elisabet.

Los otros dos fueron aprehendidos cuatro semanas después, mientras se trasladaban en canoa por la zona de Rincón del Doll, en el departamento de Victoria, provincia de Entre Ríos. En la embarcación se encontraron diferentes elementos: una electrosierra, una soldadora, cables, vajilla y arreos para yeguarizos, que fueron secuestrados.

Emon tenía 38 años cuando fue asesinado en Capitán Bermúdez. Llevaba 12 de trabajo en la fuerza y se desempeñaba en la Policía de Acción Táctica (PAT) de San Lorenzo. Tras el tiroteo, aunque fue llevado rápidamente en una ambulancia al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, falleció poco después de ingresar.

FUENTE: Diario el Ciudadano

Te puede interesar