POLICÍA COMUNITARIA: Agentes de esa dependencia asistieron a una niña en crisis respiratoria

Policía Comunitaria 06 de junio de 2019 Por
En un operativo especial y a gran velocidad se trasladó a a la menor al hospital de Niños.
Captura de pantalla (54)

La vida y la muerte se juega en una cuestión de minutos.

Y esto fue lo que pasó con una niña de 3 años que salvó su vida gracias a la oportuna intervención de un grupo de policías, y del personal del hospital de Niños, Orlando Alassia.

La secuencia se inició al mediodía del miércoles cuando un hombre arribó desesperado a la sede de la Policía Comunitaria, esto es en Aristobulo del Valle 7400, llevando en brazos a su hijita.

La pequeña, de nombre Paula, estaba convulsionando y presentaba serveras dificultades para respirar.

"No reaccionaba"

"Cuando vimos llegar a este hombre con la nena en brazos le preguntamos que pasaba. Pero el hombre nos dijo que no sabia. Yo miré a la nena y me di cuenta de que no reaccionaba. No se movía y casi ni respiraba", narró Patricia Meza, subjefa de Cuerpos Policia Comunitaria, en dialogo con El Litoral.

Lllamamos a la ambulancia pero nos contestaron que iba a haber una demora. Ante esa situación decidimos subirla urgente a un patrullero y salir "volando" hasta el hospital de Niños.

Mientras íbamos en camino solicitamos colaboración de otra unidades para que nos vayan abriendo paso entre los vehículos. Enseguida vinieron colegas de la Brigada Motorizada y otros patrulleros que iban cortando las calles.

En simultaneo comunicamos la situación al 911 para que ellos pusieran en alerta al hospital para que nos esperen.

La mirada e Paula

el trayecto estuvo cargado de dramatismo, por cuando a medida que pasaban los minutos la situación de la pequeña Paula empeoraba.

"En un momento del traslado me doy cuenta de que la chiquita prácticamente no espiraba. Se estaba poniendo azul. baro su boca y veo que la lengua estaba en una posición que le impedía el paso del aire, entonces se la muevo. En eso veo que abre sus ojitos y me mira. juro que esa mirada no le la olvido nunca mas en mi vida", comento patricia emocionada.

Cuando llegamos al hospital una médica nos estaba esperando en la puerta. Ella tomó en brazos y salio corriendo también. Nosotros fuimos detrás y al rato salió un médico que nos explicó que la nena ya estaba mejor. Que había sufrido un cuadro de convulsión febril. Y que gracias a nosotros se había actuado a tiempo":

FUENTE. Diario El Litoral

Te puede interesar