Lo que no dicen del “Caso Casco”

Interés General 14 de marzo de 2019 Por
Nuevas medidas que incluyen una próxima re-autopsia del cadáver del joven y por cuya muerte se hallan detenidos desde hace mas dedos años y medio varios policías rosarinos y pruebas incorporadas harán caer la acusación.
caso casco

Nos entrevistanos con Hugo Álvarez, quien lidera el “Grupo de Familiares de Policías de la Comisaria 7ma” y hermano del ex jefe de esa dependencia el Comisario Diego Álvarez (detenido desde hace dos años y medio) por orden de la justicia federal quien nos comento novedades importante que están saliendo a la luz luego de varias movilizaciones que incluyeron presentaciones ante fiscalías y juzgados intervinientes y reclamos publicos frente a esas oficinas y distintos medios de comunicación.

Por Alberto MARTINEZ

Álvarez nos comentaba: “Al día de hoy debemos destacar que el estado de sospecha que habilitó el encarcelamiento y procesamiento de nuestros familiares policías, se haya totalmente controvertido y desacreditado. Esto lo decimos basándonos en tres pruebas fundamentales que se introdujeron en los últimos meses”. Aseguro con expectativa a los que los moviliza como lema: “Hasta la verdad siempre”.

Al preguntarsele sobre los pormenores de esas pruebas agregaba: “La primera es un informe de la central de emergencias 911, la que acredita definitivamente que el patrullero de la comisaría séptima acusado de haber detenido ilegalmente a Franco Casco la noche del 6 de octubre de 2014, jamás estuvo en el lugar donde los acusadores teorizaban que hubiera estado el joven Casco, muy por el contrario se demostró que los policías que conducían ese móvil estaban comisionados a casi medio kilómetro del supuesto lugar donde supuestamente estaba Casco, y en una comisión específica ayudando a un colectivo que había sufrido el ataque por parte de hinchas de central. Todo esto se demostró por actas de procedimiento sobre el hecho que realizó la comisaría 8, elevaciones a fiscalía sobre el hecho, el propio programa informático del 911 que registra el incidente e incluso se citará a una testigo que fue quien dio el llamado de alerta que comisionó a los policías de la comisaría séptima en ese lugar para auxiliar a los pasajeros”.

También comentó: “El segundo punto fue la aparición de registros fotográficos de Franco Casco que datan desde principios a mediados del 2013. En estas fotos puede apreciarse a simple vista la faltante de piezas dentales del joven, exactamente las mismas piezas que no poseía el cadáver de Franco Casco cuando fue recuperado del río Paraná el 30 de octubre del 2014, y que fue autopsiado en dos ocasiones en el Instituto Médico Legal de Rosario, y una vez en la morgue judicial de la CSJN, presentando en todas las prácticas el faltante de esas piezas, más el faltante de un tercer diente que fue retirado por los odontólogos que realizaron la primer pericia sobre sus dientes en Rosario el 3/11/2014”.

Destacaba que es importante el tema de las fotos porque: “Estos registros terminan por destruir una teoría mancillada y poco verosímil donde se pretendía instalar que la faltante de dientes del joven correspondía a un supuesto "golpe" que podría haber causado su deceso. Ya se había argumentado que esas piezas faltaban por una mala salud bucal, inclusive odontologos de la cátedra de la UNR lo afirmaron. Ahora esta última prueba fotografíca viene a destruir y afirmar la inexistencia de golpes o vejámenes sobre el cuerpo de Franco Casco, unido a que distintos dictámenes oficiales y de parte concluyeron que la causa de muerte del Franco Casco fue "asfixia por inmersión"”.

Por ultimo fijaba que: “En tercer lugar también pudo acreditarse que muchos de los testigos que dijeron haber visto u oído que Franco Casco sufriera golpes en la noche del 6 de octubre del 2014 se equivocaron o lisa y llanamente mintieron en sus testimonios” y apuntaba a aque “Esto es así pues el mismo informe que referimos en el primer punto demuestra de manera definitiva que Franco Casco nunca estuvo en la comisaría la noche del 6 de octubre de 2014, pero se suma a otra prueba novedosa, la misma noche donde intentan argüir la supuesta "detención ilegal de casco" hubo en la dependencia un control de comisarías que se realizó sin novedad, ni registro ninguna anomalía”.

Con respecto a los “testigos” que se hallaban detenidos dijo: “También pudo determinarse que varios de los "testigos" que afirmaron ver u entablar comunicación con Casco, no podían ver, ni estaban en los lugares que mencionaban estar, y se contradijeron en más de una oportunidad, esto surgió luego de una reconstrucción virtual hecha por un reconocido perito que intervino en los casos del Fiscal Nisman y el delicado caso Maldonado. El profesional concluyó que es "imposible ver entre los lugares que afirman los testigos haber divisado a Casco" finalizó.

El “Caso Casco” tal cual se lo conoce ha causado un cimbronazo institucional de características únicas en nuestra policía provincial que solo puede ser subsanado con una real JUSTICIA y que separe la paja del trigo, es decir la verdad de la mentira. Con este objetivo todos los familiares de nuestros compañeros y sus camaradas nos sumamos al grito que los identifica: “Hasta la verdad siempre”. Que así sea.

APROPOL Noticias

Te puede interesar