PRESUNCIÓN DE INOCENCIA, PERO PRESOS: Un año se cumplen de la detención de policías de la Costa, y la fiscalía no avanza

Interés General 07 de febrero de 2019 Por
Mientras vemos como decenas de aprehendidos recuperar la libertad en pocas horas; hay policías con mas de un año de prisión a los que no le definen su situación. Los errores de un código procesal que tiene diferentes miradas.
comando de la costa santa fe

Seis policías del Comando de la Costa fueron detenidos en febrero de 2018 producto de varias denuncias en su contra; encabezando la nómina la propia jefa Subcomisario Nadia SOPEREZ. Demasiado tiempo para una investigación empantanada y que tiene un "castigo sin pruebas solidas".

Casi a fin del pasado año la ex jefe de la unidad policial expresaba que la detención de ella y sus compañeros tenían que ver con un mecanismo de presión del fiscal Ezequiel Hernandez para que mediante un juicio abreviado confesara los delitos imputados, algo a lo que la oficial jefa no está dispuesta a hacer ya que sostiene tu total inocencia.

En esta causa, como en otras donde hay involucrados agentes policiales, se advierte que la premisa de los fiscales, con el aval de los jueces suele ser mantener presos a policías y dilatar el proceso, como una forma de forzar una confesión que en muchos casos termina siendo la mejor de la peor situación en la que está el policía, quien viendo perjudicada su carrera, apela a la libertad, sin mayores precisiones admite el delito imputado, cerrando un ciclo de la mayor injusticia que impone un código procesal.

No se trata de plantear la impunidad de policías, porque creemos que quien transgrede la ley debe ser procesado y llegado el caso condenado; pero, nos parece un tanto prolongado el tiempo que ha transcurrido, un año y medio desde que se inició la investigación y no haya una determinación para elevar a juicio oral la causa.

Un fiscal desorientado

Ezequiel Hernandez, fiscal de la causa, en un primer momento salió a los medios con contundencia, hablando de varias denuncias y pruebas existentes, lo que hizo hasta interesante la causa para el periodismo, y caló hondo en la propia fuerza policial; pero a los pocos días, el "sostén sólido", con el que contaba el fiscal comenzó a desmoronarse ya que los denunciantes ademas de tener varios antecedentes penales, habían quedado presos por varios delitos, entre ellos la posesión de estupefacientes.

En ese escenario, el fiscal se vio en un callejón sin salida y apeló al manual de la práctica procesal del día a día; antes que "la sana crítica", y decidió continuar con la prisión de los imputados, intentando quebrar a los aún hoy inocentes, por el paso del tiempo privados de su libertad.

Lo cierto es que el tiempo pasó, y Hernandez entra en un tiempo de descuento, ya que en los próximos meses, ya no podrá hacer "uso del derecho" para seguir pidiendo la libertad de los policías y deberá exponer sus argumentos ante el público; y ahí sostener la veracidad de los delincuentes, algunos presos que fueron los denunciantes originales.

No se pide impunidad, se pide justicia

Lo que nos motiva, como organismo colectivo policial, es, a que haya una justicia justa; porque si en su inició el fiscal Hernandez tenía pruebas solidas, nos parece un tiempo mas que prudencial más de un año para elevar la causa a juicio oral.

Y no es este el único caso, ha habido y hay otros; en los que la interpretación de la ley tiene su visión de acuerdo a la cara del cliente; los civiles que comenten delitos, que son aprehendidos, son liberados de manera exprés, en tanto que policías, sin antecedentes, son sometidos a procesos largos y privados de su libertad.

Esperamos que estas situaciones puedan ser revisadas, y en tal caso, buscar una modificación en la Legislatura del código procesal, acortado los plazos de prisión preventiva. 

Te puede interesar