SALARIOS: La paritaria arranca con puntos suspensivos a la cláusula gatillo

Gremiales 04 de febrero de 2019 Por
Los sueldos de empleados públicos no perdieron el 17 % de la capacidad salarial que el promedio en la economía argentina ¿Podrá Santa Fe pagar una actualización automática en sus planillas?
foto

El año pasado, las paritarias provinciales cerraron cuando la economía crecía y con una cláusula de automaticidad: cada mes de inflación oficial tenía como correlato un aumento salarial. Mañana, a las 10, están citados los gremios estatales en la Casa Gris y a las 12 los docentes en el Ministerio de Trabajo, pero las circunstancias son distintas.

Eso es lo que hicieron notar esta mañana en rueda de prensa el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, y su par de Gobierno, Pablo Farías. Y adelantaron los números que condicionan la capacidad de pago de la Casa Gris, prometiendo que van a sostener el “poder adquisitivo” de los salarios del sector público, pero sin definir si eso sucederá con una “cláusula gatillo”. 

“Hemos terminado un año donde pudimos sostener vía cláusula de resguardo salarial -conocida habitualmente como cláusula gatillo- el poder adquisitivo del salario de los trabajadores del sector público, y a su vez sostener e incrementar el nivel de obra pública, alcanzando niveles récord”.

Saglione y Farías advirtieron sin embargo, cuando se les preguntó si ese mecanismo se sostendría en esta nueva instancia, que “evidentemente cada ciclo es un nuevo desafío, y en este 2019 el desafío surge no sólo por el nuevo contexto”, en el que la provincia tiene menos recursos y más obligaciones.

Santa Fe -detallaron- no tendrá $ 2.500 millones del Fondo Sojero, pero además deberá erogar $ 1.500 millones de subsidios al transporte y otros $ 1.500 millones de subsidios a tarifas sociales de energía -que el gobierno nacional deja de pagar-, en tanto sostiene la rebaja de impuestos provinciales. 

Detalló Saglione que “en 2019, el gobierno de la provincia tiene que asumir con recursos propios subsidios al transporte urbano e interurbano, lo cual significa aproximadamente 1.500 millones de pesos, que tenemos que cubrir con el presupuesto provincial y que en el 2018 no fue necesario hacerlo, porque existía el subsidio nacional.

“Además -prosiguió-, en 2019 tenemos que asumir 1.500 millones de pesos del presupuesto provincial para pagar la tarifa social en el sector energético. Y en este año no vamos a disponer de aproximadamente 2.500 millones de pesos del Fondo Sojero que sí tuvimos en 2018. No hay nada que lo compense, absolutamente nada”, señaló el ministro.

Consultado si hubiese habido compensación en caso de que Santa Fe hubiese adherido a la última revisión del pacto de 2017, el titular de Hacienda ratificó que “nada cambiaría” en término de recursos, a lo que añadió incluso que “lo que sí hubiese cambiado” es que los actores económicos santafesinos hubieran visto postergada la rebaja de impuestos.

Fuente: Diario El Litoral

Te puede interesar