MENDOZA: Atacan y dejan en grave estado a un subcomisario, hermano de una policía héroe

Interés General 04 de febrero de 2019 Por
Intervino en una batalla vecinal tras el crimen de un adolescente de 16 años. Le pegaron con una piedra en la cabeza.
foto

El asesinato de un adolescente de 16 años desató violentos incidentes en un barrio de la localidad mendocina de Maipú, que terminaron con un policía gravemente herido e internado en terapia intensiva tras recibir un piedrazo en la cabeza.

Se trata del subcomisario Cristian Bercich (43), hermano de la primera mujer policía de la provincia de Mendoza en morir en un acto de servicio.

Los hechos por los que se desataron los violentos incidentes en el barrió de Maipú, ubicado en la zona del Gran Mendoza, comenzaron el lunes pasado. Eran cerca de las 20.30 cuando Leandro Exequiel Salvatierra (16) recibió un tiro en el cuello tras una discusión.

Salvatierra habría discutido con integrantes de una familia del barrio Corazón de Jesús con los que tenía problemas desde hacía un tiempo.

Una de las hipótesis que siguen los investigadores es que un día antes de ser baleado, Salvatierra discutió con un vecino, al que habría amenazado con un arma blanca. El lunes por la noche se reencontraron y surgieron nuevamente las diferencias. ¿El motivo? El arreglo de una moto.

Según la reconstrucción, el chico ingresó a su casa, le dijo a su padre que lo perseguían, buscó un cuchillo en la cocina y salió a la vereda.

Fue entonces cuando lo balearon. El padre de Salvatierra lo encontró agonizando cerca de su casa, ubicada en la manzana “D” del barrio Corazón de Jesús.

Al adolescente lo llevaron en un coche particular hasta un hospital cercano, donde fue estabilizado antes de ser trasladado en ambulancia al Hospital Central, el principal centro asistencial mendocino. Allí, los médicos comprobaron que Salvatierra tenía una herida de bala sin orificio de salida en el cuello.

Fuentes policiales indicaron que el chico, además, aseguraba que no podía mover las piernas y que no sentía nada de la cintura para abajo.

Mientras eso ocurría, familiares y amigos del Salvatierra prendieron fuego parte de la casa de un familiar del presunto autor del disparo, quien se encuentra prófugo.

El viernes pasado a las 23, cuatro días después del ataque,Salvatierra murió en el hospital. Al día siguiente, los allegados a la víctima iniciaron una violenta protesta: cortaron una calle con cubiertas, quemaron un auto de los familiares de los supuestos asesinos e intentaron incendiar una casa.

Durante algunas horas, el barrio Corazón de Jesús fue un campo de batalla. Agentes de Infantería llegaron al lugar para intentar controlar la situación y fueron recibidos con piedras y bolones.

Uno de esos piedrazos, que las fuentes describieron como del tamaño de una bocha, fue el que impactó de lleno en la cabeza del subcomisario Bercich.

El oficial recibió seis puntos de sutura en la parte superior de su ojo derecho, pero su cuadro se fue agravando producto de una hipertensión endocraneal y de un derrame cerebral.

El policía fue internado entonces en la sala de terapia intensiva de una clínica privada, con pronóstico reservado.

Según los compañeros de Bercich, que enviaron mensajes de apoyo a través de las redes sociales, la evolución del policía es positiva y su vida no corre peligro.

Bercich proviene de una familia de policías. Su padre es retirado de la fuerza de seguridad, su esposa también integra la institución y su hermana Érica Beatriz Bercich López (28) fue la primera uniformada mujer en morir en acto de servicio.

Por ese motivo desde el año pasado, cada 14 de agosto (día del nacimiento de la agente, que falleció el 24 de marzo de 1999) se conmemora en Mendoza el Día de la Mujer Policía.

Fuente: Diario Clarin

Te puede interesar