PUERTO RICO: Una ley que perjudica policías provoco retiros y renuncias masivas

Interés General 04 de febrero de 2019 Por
El patrón de renuncias y retiro en el Negociado de la Policía continúo se acelerado ritmo en el mes de enero, cuando 59 agentes salieron de nómina.
foto

Según datos provistos por la Oficina de Recursos Humanos, a través del portavoz de prensa de la Uniformada, Axel Valencia, 37 de las 59 personas sometieron su “renuncia voluntaria” del cuerpo de seguridad por diferentes razones no especificadas.

Asimismo, 12 personas renunciaron para acogerse al retiro, pues cumplieron con los requisitos de tener 55 años o más y haber cumplido 30 años de servicio y otros ocho se acogieron al retiro obligatorio que les ordena la Policía, tras haber cumplido 58 años y tener 30 años de servicio.

Completan la lista un agente que fue separado por periodo probatorio y una muerte.

En el 2018, al 5 de noviembre, la agencia contaba con 867 efectivos menos. Ya para cuando culminó el año, habían salido de la agencia 994 agentes, informó el comisionado de la Policía, Henry Escalera.

De este grupo, 46 fueron cesanteados como medida disciplinaria, 33 expulsados, 23 murieron, dos se acogieron a la pensión por incapacidad, 36 se acogieron al retiro obligatorio, 169 renunciaron para acogerse a la pensión, 278 renunciaron voluntariamente, 288 se acogieron a la primera fase del programa de Transición Voluntaria del gobierno y 118 a la segunda fase, así como uno fue separado del empleo durante el periodo probatorio. 

Bajo este panorama, la Policía cuenta al día de hoy con 11,830 agentes. Aun así, Escalera prometió que combatirán la criminalidad “con los recursos que tengamos”.

“Aquí la inquietud de los agentes y que constantemente han levantado preocupación es el retiro. En el 2013 se firmó una ley que les quitó unos beneficios”, planteó Escalera, al explicar la raíz del problema de las constantes renuncias que se registran en la Policía.

La ley a la que se refiere es la que firmó el exgobenador Alejandro García Padilla para ponerle fin a la crisis del Sistema de Retiro de los Empleados del Estado Libre Asociado.

Previo a las enmiendas del 2013, los policías que se retiraran con 55 años y 30 de servicio lo hacían cobrando el 75% de su sueldo, mientras que los que se retiraban con menos de esa edad y 30 de servicios cobraban para su pensión mensual el 65% de su salario. Los cambios bajaron el porcentaje para la pensión de los policías a entre 42% y 44% de su salario.

De hecho, el presidente de la Corporación Organizada de Policías y Seguridad (COPS), Jaime Morales, urgió al gobierno y a la Junta de Supervisión Fiscal a atender las condiciones laborales que tienen los policías, sobre todo sus expectativas para culminar sus funciones con un retiro digno. 

“Se van pobres”, destacó, al hacer hincapié a las malas condiciones de retiro que tienen un agente.

Morales expuso que, por esta razón, que “ellos (los policías) van a buscar en otros lugares donde puedan tener mejores beneficios y atender mejor a su familia”.

Te puede interesar