RECORD EN SANTA FE: En enero, la URI secuestró 105 armas de fuego

Interés General 08 de febrero de 2017 Por
Fue en diferentes operativos que realizaron efectivos policiales que apuntan a retirar las armas de la calle y prevenir el delito.
zsiboldi

En el primer mes del año, mayoritariamente en el ámbito de la ciudad de Santa Fe y llevado a cabo por las distintas agrupaciones, dependencias y secciones que componen la Unidad Regional I (URI), se incautó un total de 105 armas de fuego de diversos tipos y calibres, entre las cuales se contabilizan 21 tumberas.

Estos resultados se deben a procedimientos realizados por la Policía de la provincia de Santa Fe en el departamento La Capital, entre los que se encuentra el desarme para bajar la resolución letal de los conflictos violentos.

Entre el armamento secuestrado se encuentran 36 armas largas (de hombro) compuestas por 28 escopetas, seis carabinas, un fusil y un aire comprimido modificado.

Del mismo modo, los agentes policiales incautaron 48 armas de puño, consistentes en 13 pistolas, 33 revólveres y dos pistolones.

También se secuestraron 21 armas de fuego de fabricación casera, comúnmente denominadas tumberas.

Discriminado por barrios y localidades, los lugares donde más secuestros se produjeron fueron: en Yapeyú 12 armas, en Recreo 10, en Santa Rosa de Lima siete y la misma cantidad en Barranquitas, en Los Troncos, Cabal y Alto Verde cinco armas en cada barrio.

Labor conjunta

La intensificación de la labor preventiva y de seguridad contra el delito se lleva adelante siguiendo órdenes del ministro Pullaro, de sus equipos técnicos y en coordinación entre la Unidad Regional I, encabezada por el Director de Policía Luis María SIBOLDI, y la cúpula de la Policía de Santa Fe.

En este sentido se destaca la realización constante, aleatoria y sorpresiva de una gran cantidad de operativos de saturación y otras acciones cuya finalidad es la prevención del delito, en diversos barrios de las localidades que componen el departamento La Capital.

Esto ha permitido elevar el número de armas de fuego secuestradas, las cuales serían utilizadas en la posible comisión de delitos o, cuanto menos, permanecer bajo la tenencia y/o portación indebida e injustificada, como así también aprehender a distintas personas que eran requeridas por diferentes órganos judiciales con pedido de capturas activos.

Te puede interesar