QUIEN PAGA LOS ERRORES?: Constatan el Comisario Kleiman, jefe del Comando estaba absuelto en una causa

Interés General 07 de enero de 2019 Por
La verificación de los antecedentes penales de Claudio Kleiman, un oficial designado hace cuatro días como subjefe del Comando Radioeléctrico, arrojó que había sido absuelto en la causa judicial que puso en duda su permanecía en el cargo.
20181224_104401 - copia

La verificación de los antecedentes penales de Claudio Kleiman, un oficial designado hace cuatro días como subjefe del Comando Radioeléctrico, arrojó que había sido absuelto en la causa judicial que puso en duda su permanecía en el cargo. Se trata de un proceso penal por robo calificado, privación ilegítima de la libertad y allanamiento ilegal del que figuraba como "sobreseído" en el legajo policial, aunque el sistema informático del Centro de Justicia Penal arrojaba una condena a 3 años de prisión de marzo de 2009. El Ministerio de Seguridad provincial constató que siete meses después de esa sentencia fue absuelto por la Cámara Penal.

El dato fue confirmado desde la cartera de Seguridad luego de que la designación de Kleiman quedara en revisión al tomar estado público sus antecedentes. Así, en una consulta al registro informático del sistema penal se verificó ayer que la Cámara Penal lo había absuelto en esa causa. Sin embargo, las autoridades evaluarán si permanece en el cargo o es reasignado a otro puesto.

El 3 de enero pasado el jefe de la Unidad Regional II, Marcelo Gómez, firmó la designación de Kleiman como subjefe del Comando Radioeléctrico de Rosario. Pero la resolución quedó en un entredicho por sus antecedentes penales. La causa más reciente fue un procedimiento en Granadero Baigorria de marzo de 2007. Nélida R. denunció que ese día irrumpió armado y vestido de civil en su casa para detener a dos hombres presuntamente ligados a la venta de drogas. La denunciante dijo que, como no los hallaron, le pidió 30 mil pesos para no molestar más a los sospechosos. Y que ante su negativa, le sacó 10 mil pesos.

Kleiman fue condenado a 3 años pero ayer se determinó que había sido absuelto tras una revocación de la condena del 30 de octubre de 2009. Por eso le reintegraron el arma reglamentaria, le restituyeron haberes y pudo seguir con la carrera policial.

En 1999, Kleiman y el cabo Mario Díaz recibieron la denuncia de un taxista asaltado en villa Manuelita. Los policías salieron tras los ladrones y en Spiro y Cepeda mataron Walter Caballero, de 19 años, y Andrés Velázquez, de 14. El taxista no los reconoció. Para la policía fue un enfrentamiento, para la familia un caso de gatillo fácil. El juez Juan José Pazos sobreseyó a los policías.

En 2000, en su auto particular y franco de servicio, Kleiman se sumó a una persecución tras un robo de cuatro ladrones a la estación de servicios de Salta y Callao y en Pueyrredón al 200 abatió al asaltante Luis Alberto Martínez, de 18 años.

Fuente: Diario La Capital

Te puede interesar