BUENOS AIRES: Cuáles son los casos de efectivos de las fuerzas de seguridad reivindicados tras ser sobreseídos en causas por mal desempeño

Interés General 03 de enero de 2019 Por
Con el objetivo concreto de emitir un gesto de apoyo a la Policía Federal, la Gendarmería y la Preferctura, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, estableció hoy por resolución el Programa "Restituir" destinado a reestablecer la carrera y los haberes de los policías que hayan sido sobreseídos o absueltos en causas judiciales por mal desempeño.
20181224_104401 - copia

En un acto realizado en la sede del Ministerio de Seguridad, Bullrich expresó: "Es necesario que los jueces definan cuanto antes las causas judiciales que comprometen a las fuerzas de seguridad y dejen de catalogar de antemano a quienes están cumpliendo con su deber que es defender a los ciudadanos".

De esta manera, Bullrich presentó el Programa Restituir que fue publicado hoy en el Boletín Oficial y que prevé restablecer la carrera, remuneración y la reputación del personal de las Fuerzas de Seguridad que haya estado en servicio pasivo en virtud de un proceso judicial.

Este programa contemplará a los miembros de las fuerzas que hayan resultado sobreseídos o absueltos con sentencia firme, tras un proceso judicial, con motivo de un presunto exceso en el uso de la fuerza. En la presentación de hoy se restituyó a 10 policías de la Federal que habían estado involucrados en causas de enfrentamientos armados al igual que un gendarme.

"Son casos en los cuales tanto la Justicia como la Fuerza correspondiente determinan queel agente tuvo un accionar correcto pero que se lo dejó sin haberes, ascensos y se manchó su buen nombre", explicó la ministra de Seguridad. A su lado estaba el jefe de la Unidad de Coordinación del ministerio, Gerardo Milman; el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco; el director de Prevención de la Corrupción el Director de Prevención de la Corrupción del Ministerio de Seguridad, Damián Arabia; el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia y el jefe de Gendarmería Gerardo Otero.

En el acto de restitución que se hizo hoy fueron presentados los siguientes casos:

Caso Delgado. En julio de 2000, el suboficial Marcelo Delgado participó de un allanamiento en el barrio Villa Florida, en la localidad bonaerense de Quilmes. Allí se encontró al principal involucrado en una causa por narcotráfico, quien no acató las advertencias de los policías. El imputado apuntó en todo momento a los uniformados con un arma de fuego. Ante la negativa de desistir, Delgado y otro miembro de la fuerza (fallecido luego por otra causa) mataron al delincuente. Delgado, actualmente en la Dirección General de Fuerzas de Operaciones Especiales (FOE), fue indagado y sobreseído.

– Casos Palacios/Principato. Los cabos Juan Esteban Palacios y Eugenio Martín Principato patrullaban por la Ciudad de Buenos Aires durante la nochebuena de 2013. En la intersección de Moliere y Camarones, observaron a un hombre con el torso desnudo y visualizaron la culata de un arma en la cintura. Al descender del móvil no identificableque les había provisto la División Investigación Federal de Organizaciones Criminales (DIFOC), el sospechoso abrió fuego. Los efectivos repelieron la agresión. El hombre falleció por un disparo en el pecho. Palacios –hoy en Operaciones Antidrogas Especiales- y Principato –en la Unidad Federal de Investigaciones Especiales- fueron indagados y procesados por homicidio simple, pero finalmente fueron absueltos.

– Casos Blanco/Munario/Pedrozo. Los miembros de la brigada de Robo y Hurtos circulaban en un móvil no identificable dentro de la Villa 20 de la Ciudad de Buenos Aires. El hecho ocurrió el 7 de agosto de 2014, luego de que tomaran conocimiento del robo de un vehículo particular. Ante ello comenzó una persecución con el objeto de recuperar el rodado. En ese marco, dos de los ladrones fueron abatidos, en tanto que uno terminó herido y otro fue apresado. Tras ser indagados, Pablo Andrés Blanco, quien hoy trabaja en Investigaciones del Robo Organizado y ascenderá a subcomisario; el suboficial Jorge Juan Pablo Munario, de Investigación de Robo Organizado; y Eduardo Luis Pedrozo, actualmente en Investigación del Delito Contra el Automotor, obtuvieron sus sobreseimientos el 25 de octubre de 2017.

– Caso Carrizo. La cabo María Jimena Carrizo, en el año 2014 fue atacada por dos delincuentes a punta de pistola, que la golpearon y le robaron su celular en una formación del Ferrocarril Belgrano Norte. Éstos, al llegar a la estación Pablo Nogués, se dieron a la fuga. La oficial mató a uno de ellos. En 2015 se ordenó la detención de Carrizo, que quedó detenida hasta mediados del mes de mayo cuando obtuvo la "excarcelación extraordinaria" y, finalmente, fue sobreseída en el año 2016.

- Caso Abregú. Durante el mes de julio de 2017, sobre el kilómetro 17.5 de la colectora de Panamericana, la cabo Analía Abregú viajaba en un colectivo de la línea 190, cuando detectó que dos hombres exhibieron un arma de fuego gritando "esto es un asalto". Al instante, la oficial de la PFA se identificó como tal recibiendo disparos como respuesta.La cabo mató a uno de los delincuentes, mientras que los pasajeros lograron reducir al otro. Durante el mes de febrero del pasado año 2018 Abregú fue sobreseída.

– Caso Valente. El sargento Rodrigo Valente, destinado en el Cuerpo Guardia de Infantería, participó de un allanamiento como integrante del grupo GEOF sobre una finca del Barrio Mitre el 15 de febrero de 2012. Al momento de ingresar a la vivienda, el hermano del buscado apuntó al oficial con lo que luego se comprobó que era un elemento de hierro negro. En ese instante, Valente disparó al otro involucrado, que murió en el hospital Pirovano. En septiembre de 2013, el Sargento resultó absuelto por el Tribunal Oral en lo Criminal que intervino en la causa.

– Caso Céspedes. Carla Céspedes formaba parte de la Policía Federal Argentina (luego pasaría a integrar el cuerpo de la Policía de la Ciudad cuando se efectivizó el traspaso). El 22 de diciembre de 2016 se enfrentó a dos delincuentes que asaltaron un supermercado en el barrio porteño de Caballito. Céspedes intervino dándoles la voz de "alto policía", pero los delincuentes intentaron darse a la fuga. Uno de ellos, al percatarse de su condición de policía, le gritó al otro: "¡Matala, matala a esa hija de puta!". En ese momento la agente mató a uno de los delincuentes, mientras que el otro logró huir para ser detenido en otro operativo unos días después. A raíz de lo sucedido, Céspedes fue procesada en enero de 2017 por homicidio agravado por abuso policial, pero el Tribunal Oral Criminal N° 14 dispuso su absolución.

– Caso Narvay. La madrugada del 27 de agosto de 2017, Arsenio Narvay, integrante de la Gendarmería Nacional, esperaba un colectivo en Rincón de Milberg para ir a trabajar. Fue en ese momento que dos delincuentes lo abordaron sobre la intersección de las calles Callao y Chubut para robarle sus pertenencias. Los ladrones hirieron a Narvay en su pierna derecha con un arma blanca y el gendarme disparó y terminó con la vida de uno de los atacantes, mientras que el otro recibió un balazo en una de sus piernas. Por el hecho, Narvay pasó un año y tres meses preso hasta que el Tribunal Oral N° 5 de San Isidro dispuso su absolución.
Aumentos de haberes

Por otra parte, Desde el Ministerio de Seguridad se dispuso desde hoy el incremento salarial para las fuerzas de seguridad que también se aplicará a los uniformados de las Fuerzas Armadas.

Por medio de un decreto presidencial de diciembre pasado se instrumentó un incremento escalonado del 5% en enero y el 5% en febrero para la Policía Federal, la Gendarmería y Prefectura aunque a la vez esto también se aplicará para las Fuerzas Armadas.

Fuente: INFOBAE

Te puede interesar