CUANDO TRABAJAR TE JUEGA EN CONTRA: Las lesiones profesionales te frenan la carrera. Nos conviene estar en oficinas?

Gremiales 26 de diciembre de 2018 Por
Es un tema que debe abordarse con urgencia, quien sufrió una lesión en servicio, no puede ser doblemente perjudicado en su carrera. La normativa vigente que aplica el I.Se.P. no es objetable, pero termina no siendo justa. Hay que repensar la ley.
Captura de pantalla (530)

Mas de un compañero que esta en unidades operativas; Comando, Infantería, Orden Publico, PDI, Los Pumas, explosivos, bomberos, suele preguntarse si no es mejor estar en una oficina que salir a arriesgar por el mismo sueldo la carrera, cuando no la libertad, y a veces la vida; aún así, la mayoría que tiene vocación de servicio, sale a la calle a trabajar, aunque ante una contingencia pueda terminar perjudicado.

En los últimos tiempos, aplicando la normativa vigente, compañeros que siendo de seguridad, están con tareas diferentes, motivadas por actos de servicios, se han visto imposibilitados de hacer los cursos de perfeccionamiento en el Instituto de Seguridad Pública (I.Se.P.), y consecuentemente no ascender.

Desde la Unión de Trabajadores Policiales (UTRAPOL) queremos que las autoridades del Ministerio de Seguridad tomen cartas en el asunto en rápidamente y pueda reparar o encausar la carrera de estos compañeros que se ven truncados en la carrera.

Hay una interpretación de ley de un lado del mostrador que se rige por reglamentos internos, y en algunos casos se llega a hablar de equidad, imparcialidad y justicia; atendiendo a que no se puede evaluar a alguien que puede hacer actividades operativas o de adiestramiento físico por sobre quienes si lo pueden; algo cierto; pero cuando uno habla de igualdad y justicia, también debería preguntarse si la imposibilidad de ese agente policial devino de una dolencia de un accidente casero o como consecuencia de un procedimiento.

No propendemos a que alguien que no puede hacer un examen de idoneidad en materias operacionales tenga paridad de evaluación respectos de sus iguales; ahora, tampoco es justo igualar a los aptos en un ciento por ciento por sobre aquellos que en sus funciones sufrieron lesiones.

Esa es la discusión que hay que dar, el debate de "lo justo"; de otra forma tendremos menos policías apegados a trabajar en las calles, y más buscando recostarse en alguna oficina. 

Embarazadas

Es otro tema que debe ponerse en la mesa de discusión, donde bajo prescripciones medicas, hay actividades que no desarrollan las policías que están en un proceso de ser mamas.

Muchas veces cerramos la cuestión en una mera cuestión de género, cuando esto debería tener una mirada más amplia; muchas veces los propios policías en grados de conducción, o los funcionarios políticos de turno, piensan en el aquí y ahora, y no ven a la familia del policía.

Repensar

Hay que poner sobre la mesa estos temas, como otros tantos, un policía que ve frustrada su carrera por haber actuado en servicio, es un policía menos; no son pocos los casos en que están a la espera de cumplir veinticinco años de servicio para pasar a retiro. 

Inhabilitar a alguien para un ascenso por el solo hecho de haber sufrido una lesión en cumplimiento del deber, es un mensaje cargado de negatividad y crea un efecto contagio en muchos policías que prefieren evitar cualquier acción en un procedimiento antes que perder un ascenso.

Te puede interesar