MAR DEL PLATA: Mujer policía convenció de entregarse a un delincuente después de minutos de máxima tensión

Interés General 29 de noviembre de 2018 Por
El hecho ocurrió en Mar del Plata. Una sargento negoció durante casi diez minutos con un joven ladrón que incluso amenazó con pegarse un tiro en la cabeza.
foto1

Una oficial de policía de Mar del Plata protagonizó una actuación encomiable al convencer a un delincuente de apenas 15 años de entregar su arma, después de haber cometido un robo.

La situación de tensión extrema duró un total de diez minutos. En el medio, el adolescente llegó a apuntarse con la pistola en la cabeza y a amenazar con suicidarse, ante la presencia de decenas de policías que lo apuntaban con sus armas y algunos familiares que presenciaban la escena.

El hecho se inició en la mañana del martes, cuando el joven de 15 años, identificado como Diego L., asaltó una despensa en la esquina de las calles 20 de Septiembre y Rivadavia. El joven delincuente sustrajo la recaudación del almacén e intentó darse a la fuga.

Sin embargo, a unos pocos metros, en Catamarca y avenida Luro, el adolescente fue interceptado por una patrulla comando que circulaba por el lugar.

Al cabo de unos pocos minutos, se acercaron más móviles policiales y se inició el proceso de desarmado y detención del joven delincuente. Fue entonces cuando comenzó a grabarse el video.

Durante los primeros tres minutos del material, reina el caos. Decenas de policías le gritan y ordenan al chico que baje el arma y se entregue, mientras que también se escuchan las voces de algunos familiares que le ruegan que frene con sus intenciones delictivas.

Así, la sargento María Victoria Salinas asume el protagonismo de la situación. Les ordena a sus pares que hagan silencio y comienza el proceso de negociación con el joven. "Nadie te va a lastimar", le dijo en un principio de la charla.

Durante todo el material, se puede percibir cómo el delincuente en un momento lleva el arma a su cabeza y amenaza con suicidarse. Incluso, la sargento llega a quitarse el chaleco de su uniforme y se queda solo en remera, para demostrar que no portaba un chaleco antibalas.

Sobre el final y luego de casi diez minutos de negociación, el joven decide descargar el arma, dejarla en el suelo y entregarse. Justo en ese momento, se escuchan aplausos de diferentes testigos presentes en la escena.

La policía incautó una pistola Browning calibre .9 mm y los 960 pesos sustraídos por el joven ladrón en la despensa.

Asimismo, la causa fue asumida por el fiscal del Fuero de Menores, Marcelo Yáñez Urrutia.

Te puede interesar