SIEMPRE EL PATO DE LA BODA: El techo de la investigación como siempre parece pre anunciado

Gremiales 04 de noviembre de 2018 Por
Para muchas de las irregularidades que suelen ocurrir en nuestra policía de la provincia, y donde hay ligazones políticas o judiciales, pareciera ser que el techo es siempre un policía.
foto

Esta semana que pasó mucho se hablo del tema de las investigaciones judiciales en torno a la mala administración en la asignación de las horas extraordinarias a la policía en el Departamento La Capital, como así a las escuchas telefónicas que dos fiscales hicieran al Ministro de Seguridad.

Ambas causas, tienen como máximos exponentes entre acusaciones cruzadas, al jefe de los fiscales de la provincia, Jorge BACLINI, al jefe regional del MPA Carlos ARIETTI, a los fiscales Roberto APULLAN y María Laura MARTI; al Ministro Maximiliano PULLARO, y dentro de la fuerza policial con la mayor jerarquía al ex jefe Comisario Adrian RODRIGUEZ.

Todas estas personas con algún grado de mayor o menor responsabilidad, están mencionadas en la causa, y de una u otra manera, todos ellos están acusados entre sí. Dicho esto y sin hablar de la causa judicial en sí; lo que nosotros como organización sindical, una vez más volvemos a señalar, como es que siempre el hilo se corta por lo mas delgado, al menos hasta ahora, o el techo pareciera ser un policía; y decimos esto, porque de los seis mencionados, solo el Comisario RODRIGUEZ fue desplazado de su cargo, y suspendido en su ascenso.

No estamos aquí para hacer una defensa de RODRIGUEZ, eso le corresponde a él ante la justicia, si queremos reflejar por el solo hecho de ser policía, fue el que de manera expres más perjudicaron.

Siempre fue igual

Podríamos citar de estos ejemplos, cientos a lo largo de los años, siempre se castiga de antemano al policía, a la policía. Por ejemplo cuando Jorge Obeid decidió privatizar el Banco Provincial, una manifestación de bancarios que enfrento a piedrazos a la policía, termino con decenas de disponibilidades y sanciones administrativas, y ningún funcionario político ni judicial investigado.

El el Gobierno de Carlos Reutemann, cuando los saqueos de 2001; y pese a las claras directivas del entonces Ministro Dominguez, del Subsecretario de Seguridad Enrique Alvarez, que terminaron con varios muertos, solo hubo condenas a policías y sanciones administrativas a integrantes de la fuerza.

Un poco más acá, y en los dos últimos gobiernos del Frente Progresista, podemos citar la causa que llevo a prisión al ex jefe de policía Hugo Tognoli; nunca la justicia federal puso la mirada en alguna autoridad política, ni del poder judicial de la provincia.

De la custodia del Ministerio de Seguridad, faltaron pistolas 9 mm que eran para su destrucción; y las primeras sospechas mediáticas recayeron sobre la policía; hasta ahora nadie de la justicia hablo de las responsabilidades políticas.

Vaya este muestreo de estos cuatro casos, para graficar, como siempre pasa lo mismo; y como en esta causa de las OSPE o de las escuchas al ministro de seguridad; solo las acciones judiciales, administrativas y mediática rápidamente tuvieron su techo, un comisario.

Si la historia se repite, es probable que todo quede en el olvido, y nos quede esperar cuando vendrá otro Rodriguez.

A nosotros nos gustaría, habiéndolos escuchado a los actores principales, que efectivamente, se pueda probar que el ministro, o alguno de los cuatro fiscales fueron responsables de algún acto ilícito y reciban la sanción penal que les corresponde, y dejemos los policías de ser la frutilla que decora las pésimas acciones políticas y judiciales.  

Te puede interesar