ASCENSOS: Entre la tecnología, la burocracia y las desigualdades

Gremiales 14 de octubre de 2018 Por
Un sistema que se suponía iba a ser mejor, quedó a mitad de camino, y aún faltan cosas por retocar para lograr lo optimo.
ascensos

Si alguien cree que el sistema on line ha resuelto todo al momento de concursar para un ascenso, y es lo más eficiente; déjennos decirle no es así; cientos de quejas diarias nos llegan de compañeros a los que se les presentan diversos inconvenientes, antes, durante y después de intentar concursar.

Todos suponíamos que los sistemas informáticos iban a resolver los problemas del papel, pero no ha sido así, puesto que la inmensa respuesta que puede dar una computadora no siempre es la necesaria; nosotros creemos que esto tiene que ver con un sistema de programación realizado solo por funcionarios de turno en el Ministerio de Seguridad, con la nula participación de los policías.

Por otra parte, muchos de los compañeros quedan en el camino, cuando las evaluaciones frente a la computadora suelen ser una especie de una ruleta rusa, como ir a suerte y verdad; y eso, no pocas veces deja en el camino a muchos policías que se han preparado, han estudiado y la respuesta a una pregunta muchas veces sin sentido les trae aparejado la no aprobación del examen. Cuando uno rinde, no hay ningún profesor a quien hacerle ni una consulta.

Desde otro angulo, hay compañeros que por diversos motivos no han estudiado, van y prueban suerte frente a una computadora, y quizás es su día de suerte y aprueban el examen. Entonces nos preguntamos, son justas las evaluaciones on line? Creemos que no.

Un avance a medias

Creemos que el I.Se.P. ha recuperado en los últimos años un rol fundamental en la capacitación de los policías, y vemos que se perfeccionan cada día mejores métodos de enseñanza; pero con solo la labor del instituto, no alcanza.

En muchos aspectos, aún le falta al Ministerio de Seguridad, hacer parte de algunas discusiones a los policías; es muy difícil imponer un plan o método de estudios, no teniendo en cuenta las realidades de los policías. Tengamos en cuenta la diferencia de un policía de la Guardia Rural "Los Pumas" que vive en la ciudad de Vera y trabaja siete días en la Sección de Rufino, y otro que trabaja en una dependencia de a diez cuadras de su casa y haciendo tareas administrativas.

Cuan diferente es la realidad de aquel compañero o compañera que llega desde Santa Fe a prestar servicios en el Comando Radioeléctrico o la Policía de Acción Táctica en la Unidad Regional II (Rosario), con aquel policía que presta servicios en la Comisaría de Capivara (Departamento San Cristobal) y que quizás vive en el mismo pueblo.

No pretendemos que haya desigualdades o distinciones en los exámenes propiamente, en cuanto a las preguntas o a las capacitaciones previas; lo que si pedimos, es que haya paridad teniendo en cuenta la realidad de los que más inconvenientes tienen a la hora de prestar servicios. 

No se puede estudiar, no se puede pensar en un examen, si no me alcanza el dinero para el colectivo para volver a mi casa luego de siete días de guardia; ni tampoco si debo pensar que un fiscal me requiere por un procedimiento realizado.

Propendemos a que estas cosas puedan ir mejorándose, y que las autoridades tomen nota, porque desde el 2006 la carrera policial dio tres pasos hacia adelante y diez para atrás.

Te puede interesar