MENDOZA: Única provincia argentina que adopta el sistema criminal del FBI que permite esclarecer delitos con el solo cruce de datos genéticos

Interés General 14 de octubre de 2018 Por
En sólo 45 días logró identificar a 22 autores de delitos, dos de ellos homicidas y el resto abusadores sexuales.
peritos

Mendoza es la primera provincia en aplicar el sistema de rastreo genético de delincuentes del FBI y en sólo 45 días logró identificar a 22 autores de delitos, dos de ellos homicidas y el resto abusadores sexuales.

El sistema CODIS (Combined DNA Index System), un software creado por el FBI, organismo de investigación criminal de Estados Unidos, funciona a pleno en el laboratorio de huellas genéticas de la Justicia local. 

La provincia cuyana fue premiada este jueves por la ONG DNA Saves, por la lucha contra el crimen y compromiso con las víctimas y la seguridad pública, con la visita del creador de los bancos de ADN del FBI, Bruce Budowle y Jayann Sepich, madre de una estudiante violada y asesinada en 2003, que dedicó su vida a promover la creación de registros para resolver estos crímenes.

El gobernador mendocino Alfredo Cornejo (UCR-Cambiemos) dijo que el registro de las muestras de ADN de los imputados y condenados por delitos permite a los investigadores identificar al autor del hecho ilícito, “aún cuando no exista otra evidencia disponible". Y anunció que la provincia duplicará la cantidad de muestras de ADN de imputados y condenados del Banco Genético.peritos2

“Ya tenemos 25.870 perfiles identificados y llegaremos a las 50 mil muestras en 2019”, dijo el procurador de la Corte de Mendoza, Alejandro Gullé. Los policías, penitenciarios, personal de vigilancia privada, los fiscales y ayudantes fiscales también pasarán por el registro y dejarán su ADN. “Por día, le hacemos el perfil genético a 100 policías”, detalló el jefe de los fiscales, y explicó que se debe a que la tarea de las fuerzas de seguridad y de justicia están en contacto con la escena del crimen y es una manera de preservarlos.

Otras provincias argentinas, como Buenos Aires y su laboratorio de huellas genéticas de la UBA, y Córdoba, cuentan con esta tecnología, pero sólo con registros de los condenados por delitos. “En ninguna parte del país ingresan los imputados al CODIS, nosotros logramos hacerlo a partir de la ley de identificación de datos genéticos, de octubre de 2016”, aclaró el ministro de Seguridad de Mendoza, Gianni Venier. Y el procurador Gullé amplió: “En sólo 45 días, hicimos el cruce de información con 144 muestras genéticas de delitos sin resolver y aparecieron 22 casos. Quedan otros rastros que pueden destapar 50 casos de delitos graves que no han sido revelados”.

Hasta 2016, Mendoza enviaba las muestras genéticas a Buenos Aires y los investigadores locales debían esperar cerca de dos meses para obtener resultados. Ahora el cruce de información y la identificación de los autores de los delitos se consigue en pocos minutos.

El procedimiento del registro de datos genéticos se hace con la extracción de saliva, con una paleta, en el laboratorio. La muestra de ADN se guarda en un sistema que le otorga una codificación y entra al software del FBI. Luego, para identificar al autor de un delito, se compara la muestra genética tomada en la escena del crimen o en el cuerpo de la víctima con los códigos estandarizados. Cuando da positivo el ADN con alguno de las personas identificadas emite un alerta que avisa al laboratorio.

Los agentes de seguridad privada deben asumir cada uno el costo de la identificación genética. Cada tira de extracción cuesta entre 6 y 8 dólares.

“Córdoba tenía un laboratorio muy bueno con CODIS y no pudieron juntar más de 1.400 perfiles porque la ley sólo les permitía tomar registro de condenados”, explica Gullé.

La clave del éxito del sistema aplicado en Mendoza es que es mayor la cantidad de población que aparece en el registro. “Tenemos el banco genético más importante del país y en el futuro todos los habitantes podrían dejar registrados sus datos”, dijo el jefe de los fiscales. Sostuvo Gullé que la gran herramienta además de la tecnología de es la ley 8916, de huellas genéticas. "A partir de ahora, vamos a obtener de manera obligatoria el perfil genético de los condenados, más todos los imputados, personal policial, penitenciario, agencia de seguridad civil, fiscales y ayudantes fiscales”. Y contó que en uno de los casos resueltos, el violador de varias mujeres era un policía.

Budowle, doctor en Genética y Filosofía, remarcó que “el ADN es la mejor herramienta para encontrar al responsable de un crimen y para prevenir delitos. En 1988 Estados Unidos tuvo su primera base de datos que perfeccionó con el tiempo. Hoy Argentina y Mendoza está dando un primer paso”.

“En el mundo, ya son 59 los países que cuentan con un programa nacional para el almacenamiento de perfiles de ADN a tal fin", recordó Cornejo y apuntó que "aunque Argentina no se encuentre en ese listado, esperamos que el anuncio en Mendoza no sólo sirva de ejemplo para que el resto de las provincias se sumen a nuestra iniciativa sino también que sea el motor que impulse la implementación a nivel nacional de un programa de bancos de datos de ADN, donde las distintas administraciones compartan sus registros”.

“Es tan contundente que te da un 99,99% de que hay correspondencia”, dijo Gullé. En el mapeo, la justicia de Mendoza ya detectó dos violadores seriales y esclareció el homicidio de una mujer en Tunuyán, municipio del Valle de Uco. Si bien cada laboratorio genético tiene bloqueada su información, el jefe de los fiscales mendocinos cree que será muy útil para interconectar las investigaciones criminales entre las provincias. “Hay una migración de delincuentes de una provincia a otra y, por ejemplo, podemos enviar códigos de ADN de Mendoza para resolver un delito grave que haya ocurrido en Buenos Aires”, sostuvo Gullé.

Para montar este laboratorio que dirige Miguel Marino, la provincia invirtió 27 millones de pesos en tecnología de última generación.El primer equipo fue una donación del consejo nacional de procuradores y el resto fue comprado con fondos provinciales. “Acabamos de comprar un secuenciador de última generación, que llega en noviembre, y permitirá un comparación más rápida y amplia de los rastros genéticos”, adelantó el procurador mendocino.

Fuente. Diario Clarin

Te puede interesar