POLICÍAS TRUCHOS: La denuncia es contundente. La fiscalia solo tiene que ratificar hechos que no pueden borrarse

Interés General 19 de septiembre de 2018 Por
Una veintena de policías que hacían las cosas bien, fueron mencionados como testigos, además de pedirse la realización de actos procesales para las probanzas.
policia ladron

Mientras el 99,9 % de los compañeros se desloman arriba de un patrullero; en una comisaría, en las rutas, en el campo, buscando un mango, hay dos o tres vivos, que ni siquiera son policías, se quedan con nuestros servicios adicionales, y lo hacen con dos o tres personas "policías sin uniformes". El poder político, si no es cómplice, tiene que demostrarnos acciones rápidas que así lo indiquen.

De lo poco que trascendió de la denuncia, quedó al descubierto una especie de PYME que funcionaba en la oficina 19 del mismísimo Ministerio de Seguridad, y en un domicilio particular. Los servicios de la Subsecretaría de Deportes, en lo que respecta a filmaciones y fotografía, son o eran manejados operativa y exclusivamente por el oficial Gustavo PORTO, en cuya oficina desempeña funciones también su esposa.

PORTO, con el mando para ello, suponemos dispuesto por el Subsecretario Fernando PEVERENGO; aunque quizás burlado en su confianza; les asignaba servicios para eventos deportivos, que son de exclusividad policial en actividad, a su hermano Daniel, a su cuñada Mailen, y a un amigo apodado "osito"; los cuales, percibirían por las horas de "los servicios", una remuneración la cual aun no fue determinada, ya que al no ser policías, podrían cobrar al contado; y para ello, habría una maniobra administrativa y financiera, donde el dinero en concepto de servicios adicionales se depositaba en una cuenta, quizás del mismo PORTO o su esposa, y una vez acreditado, eran abonados a los civiles. En otras ocasiones, cuando los servicios eran fuera de la ciudad de Santa Fe,, se les asignaban viáticos, donde ahora habrá que saber, cual era la ruta administrativa y financiera para el cobro.

Lo que, le resta por vislumbrar a la fiscalía, cómo es que estas tres personas que no tenían relación alguna con el Estado, pero que usaban distintivos del Ministerio, gorras, y chalecos con la leyenda "MINISTERIO DE SEGURIDAD, PROVINCIA DE SANTA FE, SEGURIDAD DEPORTIVA Y ESPECTÁCULOS MASIVOS", integraban un "grupo selecto", plagado de irregularidades; no por no saber quien era quien, sino como burlaban todos los sistemas de control; aunque se deduce, que habría cierta impunidad, ya que Gustavo PORTO, pese a su escasa jerarquía policial, hacía alardes de ser parte de la estructura política, para que no se le cuestione, casi nada.

El policía retirado

Alguien podría pensar, que se intenta perjudicar a un pobre policía jubilado. Pues, eso, es una apreciación errónea, es ver el árbol por delante del bosque; porque esto, independientemente de ser irregular, que un policía retirado cobre servicios adicionales; no era una actitud de caridad del oficial PORTO exclusivamente.

Esto, desde lo moral, iba en detrimento de cientos de policías jubilados; y desde el punto de vista legal, perjudicaba mucho mas a suboficiales y oficiales con antigüedad y escasos salarios.

La oficial administrativa, que no se calza el uniforme pero cobra adicionales

Respecto de la oficial, del Departamento Operaciones (D-3), que cumpliendo tareas administrativas, sin portación de arma; también formaba parte de este "grupo de élite", también resulta una burla, para los compañeros que no buscan las agachadas de las licencias médicas, de excusas sin sentido, a los cuales les cuesta llegar a fin de mes; y ven como sus servicios adicionales o horas extraordinarias OSPE, son asignadas, mediante lo que es un "trafico de influencias", o "círculos amistosos", a quien no cumple los requisitos de ley para ello.

Y más allá, de lo que la justicia investigará, de cómo llegaban los cobros de servicios adicionales, que por la Ley nº 6356 y sus modificaciones, son de exclusividad de personal del Escalafón Seguridad, con portación de arma; la administración nos dirá como se establecía la presencia de esta mujer policía, en distintos puntos de la provincia, efectuando tareas de seguridad.

Asuntos Internos

Alguien se preguntará porqué la Dirección de Asuntos Internos, que siempre esta en los estadios controlando la cantidad de efectivos mediante planillas, no detectó esto que viene de varios años, y no evitó, que recursos extraordinarios fueran a parar a manos ajenas, en vez de policías de seguridad en actividad.

Las razones podrían ser dos, una que eran cómplices; y en este caso preferíamos creer que no haya sido así; y la otra, es que solo se fiaban en la palabra y los listados que les daba el oficial PORTO, donde seguramente omitía a los no policías; y es ahí donde debería determinarse; a través de las planillas que tiene Asuntos Internos, la identidad de los policías que obraban en los servicios, pero que jamas fueron a cumplimentarlos, y que quizás nunca supieron que usaron sus nombres.

Te puede interesar