COMANDO DE LA COSTA URI: Esperamos que los magistrados valoren la labor de un policía

Interés General 09 de septiembre de 2018 Por
Ojalá la justicia, o los jueces puedan tan solo otorgarles a los compañeros el derecho constitucional de la presunción de inocencia, no se puede permanecer tanto tiempo detenido, en una causa con muchas controversias.
comando de la costa

La sensación de nuestra compañera Nadia SOPEREZ, como así del resto y de su familia, es que en la audiencia del pasado jueves, fue positiva, ya que pudo exponer con claridad, de que se trataba ser policía, y como esta profesión, a veces llena de ingratitudes la había puesto en el punto de perder su libertad.

Nadia, como nos pasa a la mayoría de los policías que por vocación abrazamos esta profesión, hablo de su laborl y de su vida. Ella habló de su vida, del sacrificio que hizo para entrar a la policía, que rindió 6 veces, los 100 kg que bajo y que amaba la policía, la buena policía, la institución. Amaba tanto su trabajo, que le costó diferencias familiares, porqué era apasionada de lo que hacía y hoy se arrepiente ya que perdió momentos inolvidables con ellos; uno, el no haber estado más tiempo con sus padres.

De hecho, su mayor dolor, hoy, es no poder estar cuidando a su papá, ayudando a mamá como lo hacía antes, decirle que lo ama con el alma, que no lo puede bañar, cambiar porque su situación es terminal y ya no se levanta.

Nadia, tomó el desafío de trabajar en el pueblo donde nació y vivió toda su vida, San José del Rincón, donde estudió preescolar, primaria y secundaria, donde iba a los procedimientos y la llamaban por su apodo "Peki", nuestra pequeña peque.

El 5 de febrero, a Nadia SOPEREZ, le sacaron la dignidad, ya no se siente persona, mujer y esto se va agudizando; un dolor inmenso cuando le sacaron su uniforme, su chaleco, su arma reglamentaria y su credencial.

Con mucha claridad y entereza, Nadia le manifestó al juez, "amo la policía, la buena policía, voy a volver a trabajar, y no tenga duda SS, que si delinquen no voy a dudar en volver a meterlos presos".  

Nosotros, también trabajadores policiales, no pedimos privilegios para nuestros pares, sino tan solo igualdad de derechos, equidad. Hay una denuncia donde se imputa a policías, pues bien, nadie va a fugarse, no tienen antecedentes penales, gozan de un buen concepto institucional y en la sociedad; pues cual seria el inconveniente de seguir el proceso que se les sigue en su contra en estado de libertad; aunque este injusto sea propiciado por precisamente quienes fueron detenidos por cometer delitos.

Ya lo hemos expresado desde UTRAPOL con anterioridad, la causa misma, la detención de nuestros compañeros, no fueron solo acciones procesales a partir de una denuncia; sino que la misma estuvo ceñida de disputas políticas, ajenas a los policías; y también, la imparcialidad de un novel fiscal que busca protagonismo, para escalar en la carrera judicial, aunque ello deba hacerse a costa de la libertad de personas inocentes.

Te puede interesar