MIGUEL ZALAZAR: "Pullaro dejará de ser ministro en unas semanas; se lo pedí al Gobernador"

Interés General 11 de agosto de 2018 Por
Es por el bien de los santafesinos, de los policías, y hasta por la buena salud de un gobierno que debe llegar hasta diciembre del año próximo.
folleto1

Lo vengo diciendo hace mucho tiempo, los pactos o acuerdos multipartidarios en una colación de gobierno deben respetarse; ahora, cuando un funcionario de uno de los partidos pone en peligro la gobernabilidad o en riesgo la vidas de las personas; indudablemente si de motus propio no da un paso al costado, es el Gobernador quien debe pedírselo.

zalazar chicoSeguramente Maximiliano PULLARO esté transitando sus últimos días al frente del Ministerio de Seguridad; los desaciertos permanentes, sobre todo tomados a partir de reacciones emocionales, causan mas problemas que soluciones, y en un contexto desfavorable nada puede tener éxito si el máximo responsable de la cartera de seguridad actúa, como se dice comunalmente "a lo loco".

Mas allá de las especulaciones y rumores que circulan en derredor de la salida del devaluado ministro radical, y sobre una determinación que el propio Miguel LIFSCHITZ, ya tomo hace tiempo, pero que espera cada tanto el momento justo para no romper sus lazos con el sector NEO del radicalismo, los hechos de violencia, la falta de respuestas acertadas en seguridad, y para no seguir subiendo en impopularidad, el Gobernador quiere desprenderse del ministro.

Le he hecho saber el propio Gobernador de la necesidad de oxigenar ese ministerio y no hay otra forma que pedirle al titular que de un paso al costado, seguramente pronto habrá novedades; y no descartemos la fecha del 29 de agosto como el principio del fin, que será cuando casi con seguridad la pretendida reforma constitucional quedará sepultada en las intenciones reeleccionistas del mandatario santafesino.

Pullaro candidato

Desde el gobierno se plantea una salida decorosa para el ministro; y no tanto por defender su persona o su carrera política; lo que el Frente Progresista y particularmente el socialismo no quiere, es que la salida de PULLARO signifique aún mas el deterioro de la gestión; ya que si uno hace un raconto de las peleas con sectores del poder judicial, de la Legislatura y la propia fuerza policial, Rafael Grau, Luis Bruschi, Jose Amaya; como así con funcionarios de Cambiemos en la Nación; no podemos sino dejar claramente que una de las razones de los inconvenientes en inseguridad es el propio ministro.

La "salida decorosa" del ministro no es irse  a su casa o armar una estructura para pelear espacios políticos, sabe que no le alcanza; por eso busca presionar puertas adentro del radicalismo, del socialismo y a su vez coquetea con José CORRAL, como salvoconducto de no tener respuestas en el Frente Progresista. A PULLARO le cuesta quedar fuera del sistema estatal, recordemos que antes de asumir como ministro, tubo todas las intenciones de jurar como diputado provincial e inmediatamente pedir licencia; algo que no pudo lograr porque la ley no lo permite; aunque demoró hasta ultimo momento en convencerse de ello.

Dentro del espacio que gobierna la provincia, por ahora nadie lo quisiera dentro de una lista legislativa, puesto que sería una mochila de plomo para el resto; aunque él, quizás viendo alguna serie de Netflix debe creer que su popularidad es muy grande, y se juega a hacer dupla en una candidatura a vicegobernador; si hay alguien que le gusta la aventura, todo es posible.

El ministro PULLARO es de esos políticos que han querido pasar del campito del barrio a jugar en el Barcelona; podríamos tranquilamente compararlo con el ex director técnico de la selección de fútbol; hizo mucho humo, alguien lo vio, lo puso al frente; y en el camino vimos lo que pasó, nos fue muy mal; pues así estamos en seguridad en nuestra provincia. 

Te puede interesar