MIGUEL ZALAZAR: "Nadie querrá unirse a Lifschitz para combatir el narcotráfico, si antes, no saca la basura de su propio gobierno"

Interés General 07 de agosto de 2018 Por
El Gobernador de la provincia declama colaboración de todos los sectores, y hasta parece quiere hacernos responsables a los santafesinos de su pésima gestión en materia de inseguridad; si quiere ayuda, que primero eche a los funcionarios procesados por causas ligadas al narcotráifco.
foto

El problema de la seguridad de los jueces y fiscales que se ven vulnerados por la acción delictiva de sectores ligados al narcotráfico; es y debe ser una responsabilidad del ejecutivo, entiéndase del propio Gobernador y el ministro del área; y no de la sociedad civil, que además es víctima del delito en la provincia.

Cuando Miguel Lifschitz dice a los Legisladores con los cuales mantuvo una reunión; y en un mensaje a los santafesinos, “La batalla contra la impunidad nos necesita juntos y unidos”; pretende hacernos parte de la solución y casi que del problema; pues no es así; ni los santafesinos somos parte del problema y menos de la solución; aquí hay bandas del delito que no pueden ser desarticuladas por las falencias en las políticas de seguridad; pero lo peor es los hechos que han involucrados a funcionarios del Frente Progresista en causas judiciales ligadas a la comercialización de estupefacientes, muertes, y nada ha hecho el mandatario santafesino.

También, el titular del ejecutivo, dijo, “Frente a las organizaciones delictivas debe haber un mensaje unívoco. La respuesta debe ser firme, unánime”. Pues, el Gobernador se contradice, puesto que hemos tenido varios mensajes diametralmente opuestos, para creer en su acción contra la inseguridad o la corrupción política.

Acaso la manipulación de una computadora por parte de funcionarios políticos, de un narco recién muerto, es un mensaje de que el gobierno no tenía nada que ver, ya que con premura quería ver el contenido de la misma, cuando eso era resorte exclusivo de una autoridad judicial?

El jefe de investigaciones de la Unidad Regional II, “asesinado en un asalto”, aun no tiene un solo sospechoso, menos un detenido; a alguien le conviene que esa muerte quede impune?

Desaparecieron cien pistolas 9 mm que estaban bajo la custodia de funcionarios del Ministerio de Seguridad, las que luego aparecieron a la venta en hasta promociones de dos por una; y nunca se llegó a determinar que pasó; y los funcionarios siguieron en su cargo.

Una funcionaria del Ministerio de Seguridad fue procesada por falso testimonio en una causa ligada al narcotráico; aún hoy está en un cargo político del gobierno de Lifschitz.

Como explica Lifschitz que un juez como Viena, que "trabajo" con un grupo de policías de judiciales, los cuales terminaron todos procesador; aparezca en un evento boxistico en Estados Unidos sentado al lado de un personaje oscuro en el mundo narco, que posea una motocicleta de alta gama, obsequiada por ese señor; y en su cargo de Senador, jamas pidió un informe.

Y esto es solo una muestra de las muchas cosas que podrían decirse de la gestión socialista; ellos son parte del problema; cuál es el mensaje unívoco que nos mandan; si solo vemos que intentan proteger la clase política sospechada, e ir contra policías o vendedores barriales de drogas; sin ir al fondo de la cuestión.

Entonces, que no nos venga Miguel Lifschitz con esto de que nos unamos a él para combatir a los violentos; que primero saque la basura que él mismo esconde bajo la alfombra.

Te puede interesar