LAS COLONIAS: Desatacan labor policial del oficial Julio Bologna

Unidad Regional XI 02 de agosto de 2018 Por
Policía ejemplar: una nueva respuesta de Julio Bologna favoreció a la comunidad
policia

Es un oficial que viste con orgullo el uniforme y posee una trayectoria intachable, que incluye varios hechos donde arriesgó su vida para ponerle freno al accionar de los delincuentes. Esta semana protagonizó una detención que merece ser destacada. Detalles.

Generalmente anda solo, pero eso no es impedimento para que ante cualquier movimiento raro o debido al llamado de un vecino acuda de inmediato a “poner el pellejo”, porque en él no existe la palabra “no se puede” y, menos aún, la posibilidad de mirar al costado y dejar que todo termine para recién ahí llegar al lugar de los hechos.

Los colegas de Edición Uno hace algunos meses lo destacaron como policía a imitar y contaron algunas de sus intervenciones en la ciudad o el ámbito rural, porque tiene como destino Empalme San Carlos, zona donde antes de su llegada eran moneda corriente los robos de animales y también delincuentes santafesinos y santotomesinos que delinquían en Esperanza huían por ahí.

Con él eso se acabó y podríamos citar numerosos ejemplos donde el oficial Julio Bologna enfrentó solo, de madrugada, a varios malvivientes armados, corriendo el riesgo que alguien lo ataque “a traición” apareciendo por las sombras de la noche.

Pero estas líneas tienen otro objetivo, porque así como Esperancino.com.ar, el portal líder en información y cantidad de visitas, no titubea cuando debe criticar el accionar policial, en este caso queremos valorar lo que hizo el lunes a la tarde en la zona del peaje de ruta 70, donde se lo puede ver siempre atento, caminando o directamente metiéndose entre los autos para observar cada movimiento…Allí muy seguido se gana unos pesos extras trabajando fuera de horario, dinero tan necesario para los flacos bolsillos de los policías de nuestra provincia.

Es fácil distinguirlo, porque mientras la enorme mayoría de los que desarrollan esa labor se acuestan a dormir o se encierran en la oficina sin ver nada, él haga calor o frío está donde debe estar, cerca de los hechos y de los miles de vehículos que cada día pasan por un lugar sensible para la seguridad de Esperanza, su ciudad.

Los vio de ida y los paró de vuelta

Sujetos oriundos de la capital provincial pasaron rumbo a la capital departamental y lógicamente no se detuvieron, pero igual Bologna, como siempre, estaba atento y los vio… Eran dos en una moto de alta cilindrada.

Horas más tarde ese dato permitió frenar a tiempo la sustracción de una costosa Honda CB 190 Repsol perteneciente a una persona de apellido Godio, que vive en calle Venezuela.

¿Cómo fue? A varios metros divisó que se acercaban dos motociclistas rumbo a Santa Fe y Bologna se interpuso en su camino para chequear la documentación de los rodados, aunque segundos después, al tenerlos más cerca, descubrió que algo no cerraba… Eran los mismos sujetos que habían pasado juntos en una moto.

Lejos de acatar la orden de detenerse, les tiraron los rodados encima, pero rápido de reflejos los frenó igual, ya que con él “no se jode ni se arregla nada”, como confió un camarada orgulloso porque sabe cómo piensa y actúa este oficial.

Para algunos puede ser un simple hecho, pero además de ponerse en marcha una investigación sobre estos sujetos para conocer si son responsables de otros robos, se trata de un claro mensaje que se puede imaginar un mañana mejor valorando lo que tenemos, porque no todos son iguales, más que nada en la UR XI, por eso vaya nuestro reconocimiento a la tarea que Julio Bologna desarrolla a diario y preste atención cada vez que se dirija por ruta 70 hacia el este, si al llegar al peaje encuentra a un uniformado que “va y viene”, sin dudas es este policía.

Si puede, levántele la mano o toque un bocinazo en señal de apoyo, porque si todos actuaran como él, la inseguridad en la provincia de Santa Fe no hubiese avanzado de la manera que lo hizo.

Fuente: Edición Uno

Te puede interesar