SAN LUIS: Desnudando la mala praxis política, el custodio de Rodriguez Saa es nombrado Jefe de Policía

Interés General 04 de julio de 2018 Por
Fabricio Portela asumió como Jefe de la Policía de San Luis; falto de dicción, y con una carrera mediante las sospechas de tráfico de influencias, accedió al cargo; malestar en los mandos superiores.
portela

Fabricio Renato PORTELA, ostentaba la jerarquía de de Comisario Mayor, pero habría logrado antes un vertiginoso ascenso, que sus pares ponen bajo sospecha, al circular versiones sobre tráfico de influencias al ser el Jefe del Departamento de Protección Ejecutiva, a cargo de la custodia del Gobernador Alberto Rodríguez SAA desde el 2015, lo que le permitió un "acertamiento especial" al mandatario, a quien, según dicen, le habría hablado mucho al oído.

Pero independientemente de las versiones que circulan en la jefatura de San Luis, o los murmullos entre los oficiales superiores, todos más antiguos que PORTELA, quedó plasmada la estatura intelectual y profesional del jefe designado cuando "leyó" su discurso, que además de estar un tanto vacío de contenido para la fuerza policial como mensaje, lo hizo con una notable falta de dicción; se mostró temeroso, vacilante, y hasta pudo notarse incómodo, es que no es poca cosa en una fuerza vertical, saberse que hay una diferencia entre ser un líder, y ser un trepador.

La irresponsabilidad política está en todos lados

La dirigencia política de Argentina, en los últimos años ha mostrado falta de capacidad para contrarrestar la inseguridad, y en gran medida ha tenido que ver con la designación de algunos altos mandos en distintas fuerzas policiales o de seguridad, que sin saber del tema asumieron cargos de conducción; de ahí que la política no es ajena, ni a la corrupción policial; ni tampoco al crecimiento de la inseguridad.

En la interna de la policía puntana, muchos sostienen que Alberto RODRIGUEZ SAA, en realidad vio en PORTELA, a alguien más que un Jefe de Policía; vio a un obediente funcionario con la capacidad de decir a todo que sí, aunque ello lo lleve no solo al fracaso del ahora jefe máximo de la fuerza; sino a generar problemas hacia adentro y afuera de la institución.

Te puede interesar