LA GRAN INTERNA: Rolando Galfrascoli detrás del escándalo de San Javier. La guerra contra Pullaro

Interés General 11 de junio de 2018 Por
Los hechos de la semana pasada que involucran a agentes de Drogas Peligrosas de San Javier; a un presidente comunal y a políticos, tendrían al Subsecretario Socialista, Galfrascoli como fogonero del escándalo ministerial.
rolando

Más allá de las investigaciones judiciales que llevan adelante, por un lado el fuero federal por la supuesta comercialización de estupefacientes, y por el otro, la justicia ordinaria por extorsión; el otro incordio y no menos importante, es el político; y al parecer tiene que ver con una nueva arremetida del ala socialista para echar a Maximiliano PULLARO del sillón de seguridad.

Habiendo hecho averiguaciones en los pasillos del Ministerio de Seguridad, como así de alguno de los actores involucrados en los hechos, dichas fuentes nos han expresado que el escándalo desatado en la ciudad de San Javier, que pone en escena al Presidente Comunal de Colonia Teresa; tuvo como actor importante en el detrás de la escena, en cuanto a sobredimensionar los hechos, direccionándolos hacia el ahora ex Subsecretario de Seguridad, Dardo Simil y al Ministro PULLARO, para esmerilar sus funciones; y ese fue el actual Subsecretario de Policías Especiales, Rolando GALFRASCOLI.

Al socialista, GALFRASCOLI, se le está corriendo el paraguas de Miguel LIFSCHITZ, y comenzó a evidenciarse ciertas deficiencias en lo político y especialmente en lo funcional. Cabe recordar que los agentes policiales de la ex Drogas Peligrosas, hoy en disponibilidad, dependen políticamente de él; y no se ha escuchado de su parte declaración alguna al respecto.

Por otro lado,a Rolando GALFRASCOLI, se le ha recortado cierta parte de poder y responsabilidades dentro del Ministerio de Seguridad, que es el manejo político de la Policía Comunitaria, y esta habría sido una orden directa del propio Gobernador a partir de un pedido de PULLARO, quien no solo quería quitarle el mando de Comunitaria, sino que quería eyectarlo del Ministerio, cosa que no pudo lograr.   

Cabe consignar, que el desmadre de policías que estaban en Comunitaria, como así el mal manejo de su intento de desmonte fue entre desprolijo y bochornoso; idas y vueltas, que llevaron a vecinos de Rosario y Santa Fe a ponerle las quejas al propio Ministro; y todo había sido dispuesto por GALFRSCOLI, de manera desastrosa, que obligó a una salida rápida con el discurso de "la nueva Policía Comunitaria", así lo expresó Pablo COCOCCIONI; poniendo esa unidad operativa bajo la responsabilidad política de quien era subsecretario de Seguridad en ese entonces, Dardo Simil.

GALFRASCOLI, comenzó a caer por un tobogán, cuando aparecieron a la luz, el desorden administrativo que había en la Policía Comunitaria, donde algunas "casas alquiladas", no tenían contratos, estaban enganchadas de la luz, con el gas cortado; y lo grave, es que por una de las Casas, la de Barrio Roma; se habían pagado a través de un cheque, por refacciones, una suma importante, que fue retirada por una persona de apellido Sufritti, que nadie sabe quien es dentro del Ministerio.

La vendeta

Rolando GALFRASCOLI no soportó el recorte político que le hizo PULLARO, entendió como una treta armada entre el Ministro radical y Simil, y de algún modo utilizó el suceso ocurrido con el Presidente Comunal de Colinia Teresa, para provocar un enfrentamiento entre éste, el propio PULLARO y el intendente radical de la ciudad de San Javier.

Todos en el Ministerio de Seguridad, saben que GALFRASCOLI se mofa de todo el sector político del ministro radical; empleados, funcionarios y asesores, a quienes denominó "los pullaro boys", algo que para nada le simpatiza al boxeador amateur, y donde no pocas veces cruzaron palabras subidas de tono.

El socialista del norte santafesino, GALFRASCOLI, esta vez le toco morder el polvo, y el Jefe de la Casa Gris le aflojó el paracaídas; entonces aprovechó la situación de San Javier, para que un problema judicial, ya sea narcotrafico o extorsión; pase a ser un problema político del propio PULLARO, cuyas esquirlas alcanzaron a Simil.

Desde hace más de un año, desde este portal, UTRAPOL,venimos diciendo que Rolando GALFRASCOLI quiere ser Ministro, y aprovechó cuanto tropiezo tuvo de PULLARO para dar el salto; pero el norteño abogado socialista, sufrió algunos embates, le sacaron una unidad operativa, como lo es la Policía Comunitaria, perdió algunas credenciales en el socialismo; y por si fuera poco, el Ministro del NEO le dejo bien en claro, que si él se va, el sillón será de Pablo COCOCCIONI

Los hechos de la semana pasada dejaron expuestos en la operación a GALFRASCOLI, y no sería ajeno a la misma, el Ministro Pablo FARIAS, quien juega en tandem con el primero; y recordemos que fue el propio FARIAS quien mandó a auditar el uso de los GPS en los móviles policiales, porque según se dijo, el Ministerio de Seguridad hacia figurar su uso en patrulleros virtuales; ya que estos habían pasado para compactación.

Este hecho, le quedó atragantado a PULLARO, quien hizo en su momento, puertas para dentro el reclamo a ambos funcionarios, GALFRASCOLI y FARIAS.

El Gobernador LIFSCHITZ tiene un problema, y grave; los policías ven desde afuera como la clase política se desangra, y muestra sus miserias; las que siempre tuvo y tendrá este gobierno, urdido de escándalo en escándalo.

Te puede interesar