POLICÍA COMUNITARIA: Digamos las cosas como son. Que el Gobierno no esconda la realidad

Gremiales 23 de mayo de 2018 Por
Cargar las tintas contra los trabajadores policiales que padecen el día al día con servicios interminables, que como acá en Santa Fe, algunos comen en la calle, que deben pedir un baño a vecinos nadie dice nada.
fotocompleta

Desde la Unión de Trabajadores Policiales (UTRAPOL), no pretendemos objetar el pedido de seguridad de los vecinos, es un derecho que tienen, y es una obligación del Estado. Lo que no podemos dejar pasar por alto, son las respuestas del Gobierno, de funcionarios del Ministerios de Seguridad, que lejos de hacerse cargo de sus yerros, quieren dejar a los policías como los responsables.

Lo que hay que dejar bien en claro, es que la permanencia de los policías de Comunitaria en los módulos, obedece a la nueva modificación desastrosa que ha hecho el gobierno, a partir de directivas realizadas por el responsable político del área, Rolando GALFRASCOLI, quien quedó fuera de escena luego del escándalo del alquiler nunca realizado de una casa comunitaria en Santa Fe, y donde alguien cobró un dinero y nadie sabe quien es. 

Por otro lado, hay que consignar que gran cantidad de móviles policiales, que podrían repararse, están escondidos por orden política, en el Barrio centenario de Santa Fe, sin darle un uso. Nos preguntamos, por qué el Ministerio de Seguridad no hace frente a esos arreglos? Cuánto dinero se ha gastado y ahora hay patrulleros que están terminándose de perder como parte de la flota policial.

Hablemos de los compañeros que comen en la calle

Seria bueno que las autoridades políticas, así como dan respuestas a los vecinos de Rosario, estén también atendiendo a los trabajadores, puesto que hay caminatas de diez horas corridas, o almuerzos en la vía pública. 

Y es asó como lo expresamos desde este gremio, no cuestionamos el patrullaje de a pié; lo que cuestionamos de manera enfática, y en esto hacemos responsable a las autoridades políticas, en cuanto a la forma irregular de instrumentarlo.

Lo primero que hay que decir, que por ejemplo en Santa Fe, hace ir a los compañeros y compañeros hasta la base, y de ahí por sus propios medios deben ir al lugar asignado, donde deben costearse el costo del colectivo, y a la hora del almuerzo, media hora, deben volver a pagar colectivo, y luego volver de nuevo. En caso de tener vehículo propio lo hacen por sus propios medios, donde la legalidad raya una delgada línea, porque ante cualquier contingencia; quien se hace cargo?

Cabe consignar, que se les asignan horas de servicio de doce horas, y cualquiera diría que es normal o hasta poco; pero recordemos que son DOCE HORAS CAMINANDO, algo imposible de aguantar para cualquier ser humano, e incluso en el break del almuerzo, resultan demasiadas esas mas de cinco horas `parados.

Y ese descanso de almuerzo, no es para todos, hay compañeros que suelen "almorzar", en la vía publica, parados, apoyados en una ventana, dentro del patrullero, una verdadera vergüenza, una denigracion a la persona que nos hacen siempre los gobiernos, más aun en estas gestión de Miuel LIFSCHITZ.

Hablar nuevamente de las cuestiones sanitarias, seria redundar en el tema; pero es traumartico ir al baño en horas de servcioil mucho mas para el personal femenino. Esto es una clara acción violenta contra los trabajadores.

Es el poder político, es el gobierno, es este gobierno; que ojala entre todos logremos sacar el próximo año a través de las urnas.

Te puede interesar