PREOCUPACIÓN EN EL GOBIERNO: La indagatoria al comisario Druetta intranquiliza y pueden venir renuncias

Interés General 12 de mayo de 2018 Por
Aparentar que todo esta bien, sonreír para la popular suele ser un acting, pero puertas adentro algunos temen que los lazos del mundo narco, cual tentáculos de pulpo los fagocite.
druetta

Por pedido del fiscal federal Nº 2 Claudio Kishimoto, el juez Carlos Vera Barros indagó al ex jefe de la Brigada Operativa Departamental VI, Alejandro DRUETTA por el presunto delito de confabulación por narcotráfico.

El comisario Alejandro DRUETTA, quien fue jefe de la ex Brigada Operativa Departamental VI Dirección de Prevención y Control de Adicciones de la Policía de Santa Fe con asiento en Villa Constitución, entre 2010 y 2012, fue indagado el martes por la Justicia Federal por su supuesta vinculación con el narco Ignacio “Nacho” Actis Caporale, también apodado “Ojito” quien irá a juicio oral por liderar una banda que operaba en el sur de Santa Fe, y al que le habría “habilitado” la operación criminal en nuestra ciudad.

Si bien desde las esferas del gobierno sigue con el discurso instaurado hace nueve años "ir hasta al hueso contra el narcotrafico", los hechos nunca ni siquiera se acercaron a eso; sino mas vienen las líneas del negocio de las drogas en la Provincia de Santa Fe, cercaron a civiles, después quedaron muy entrelazados algunos policías, y varias de esas directrices apuntaron siempre al poder político; donde la justicia provincial aun no ha atravesado, y solo hoy dos funcionarios del Ministerio de Seguridad se encuentran procesados; y lo curioso formando parte del gabinete de seguridad.

En todas estas causas de los últimos años se mezcla política y justicia lamentablemente, la investigación que involucra al Comisario Alejandro DRUETTA, tiene la particularidad de haber sido por algunos años una especie de amigo cuando el actual ministro era diputado; y tener una estrecha relación funcional en esta gestión; del cual el funcionario político se despegó sorpresiva y abruptamente, después de una conversación en off con la Ministra de Seguridad de la Nación Patricia BULLRICH hace unos meses; e incluso el día de los allanamientos al comisario, el propio ministro habría sabido de la diligencia judicial, de ante mano de boca de la propia funcionaria nacional; más aún el dialogo se dio en la ciudad de San Lorenzo.

La causa en esta oportunidad marcha en las esferas federales, y es lo que preocupa al gobierno provincial, ya que la falta de independencia en la justicia desde hace años; y la muy mala relación entre nación y provincia en los albores electorales, podría poner en apuros a mas de un funcionario político de la gestión LIFSCHITZ si las escuchas telefónicas  comienzan a exteriorizarse, y donde más de uno deberá dar explicaciones.

De hecho, en la actual investigación surgen escuchas con varios nombres, y en una de ellas se intenta dilucidar quien es un tal "maxi".  Reza en el expediente que hay una llamada significativa que se da entre un ladero al que Nacho se refiere como “Maxi” pero que hasta el presente no pudo ser identificado. “Esta gente va seguro”, dice Nacho, que avisa que se junta con ellos para formalizar un arreglo. “Ellos van primero y limpian todo. Van y les rompen la cabeza a todos. Ellos ya estuvieron en Villa. En Villa me habilitaron todo”, dice Actis.

Habra que esperar un poco más para saber mas de esto, y lo que no sabemos es si esa espera tienen que ver con los tiempos de la justicia o los tiempos del calendario electoral; por las dudas ya hay muchos que se anotaron para ser diputados y buscar fueros. 

Deberían apurarse porque no hay muchas bancas legislativas.

Te puede interesar