QUIEREN SILENCIARME: Hay fiscales que no quieren que hable de inseguridad y me abrieron una causa

Gremiales 04 de abril de 2018 Por
En un acto arbitrario, y violando Normas nacionales e internacionales respecto de la libertad de expresión, insólitamente, "de oficio", la fiscalía me investiga por "Intimidación Publica", por mis críticas en la Causa Rincón.
zalazar silencio

Desconociendo pactos preexistentes, y violando mi libertad de trabajo en cuanto a la expresión pública, como así a mi calidad de periodista independiente, tarea que desarrollo desde el año 2001, ayer martes, mediante un oficio del Fiscal Adjunto Daniel FILIPPI, ante la Dirección de Asuntos Internos, se me notificó de la imputación del artículo 211 del Código penal Argentino, (Intimidación Pública), en virtud de una nota periodística que en este portal se publicara bajo el título de "INSEGURIDAD EN RINCÓN: Es el resultado de que haya fiscales que les crean más a los delincuentes que a policías honestos".

Por Miguel ZALAZAR - Secretario General de UTRAPOL

Independientemente de la defensa técnica, en la cual se encuentra ya trabajando el Dr. Marco BARCELO, y que oportunamente ejerceré ante un juez, cuando exista audiencia imputativa; voy a referirme a este acoso judicial que es una aberración jurídica, y que tiene como propósito único mandar a callar a todo aquel que peque de intentar poner a algún fiscal bajo la lupa de las responsabilidades de la inseguridad, cosa que en muchos casos es cierta, y hay casos testigos clarisimos, inclusos algunos denunciados.

Lo primero que deseo decir, es que sobre la base que se me imputa esto de "infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes, hiciere señales, diere voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común...", no es algo que pueda emerger de mis expresiones; simplemente la gente está harta, esta cansada; y los policías también están cansados de ser puestos como chivos expiatorios de la inseguridad; por lo tanto, ni el fiscal Ezequiel HERNANDEZ, ni ningún otro puede verse, primero ofendido por mis dichos; y so pretexto entender que una publicación en un medio, que tiene como lectores básicamente a la familia policial, puede tan solo siquiera incidir en la comisión de delitos, como pretenden hacerlo ver.

notaLa sociedad, en la cual estoy inmerso, estamos cansados de estar inseguros, y atribuimos esto a los malos funcionarios políticos, a los malos funcionarios judiciales; al sistema carcelario, a las leyes, por lo tanto no escapa ello a quienes son parte del Ministerio Público de la Acusación, y mi opinión al respecto, y particularmente sobre que "hay fiscales que les creen más a los delincuentes que a los policías honestos, es tal cual, la ratifico; y ello no significa un llamamiento a infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes, etc, etc; eso es expresión, eso es opinión de un comunicador, y es lo que pretende acallar.

Los delincuentes tienen armas, nosotros palmas

Anoche se llevó a cabo una manifestación en el Barrio Roma, por el homicidio de un vecino como consecuencia de la inseguridad, y uno de los voceros expresaba a los cuatro vientos esto de "los delincuentes tienen armas, nosotros palmas"; me preguntaba si algún miembro del Ministerio Publico de la Acusación lo va a emplazar a esta persona, por manifestarse, por decir sus verdades, por decir sus opiniones; es que no quieren que nadie hable pareciera; no quieren que digamos que hay una clara falencia en el sistema de la fiscalía, no se llegan a terminar las investigaciones y no hay condenas en la mayoría de los casos, y ahí se da lo de la puerta giratoria.

Nulidad de la imputación

Seguramente el Dr. Marco BARCELO quien ha denunciado al fiscal Hernandez por su actuación en la "Causa Rincón", ha de poner técnicamente los fundamentos para echar por tierra esta antijuricidad, casi propia de un novel estudiante de derecho; y pedirá una revisión de lo actuado; en lo que a mi refiere; ya me he reunido con algunos legisladores para de darse las causales legales, avanzar con un proceso de destitución de quien correspondiera.

Comisión Interamericana de derechos Humanos

También, debo decir, que sobre esta causa, y en lo atinente a la violación de la libertad de expresarse, y coartar la labor periodística con la cual subsisto, una experta en derecho internacional se esta abocando a ello, para una presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a fin de poner freno a lo que esta ocurriendo en nuestra República Argentina, y en este caso en particular.

Sobre este tema, libertad de expresión, y trayendo conceptos de otros autores, me permito reseñarlos, y lo primero que hay que decir es que, la figura penal de “intimidación pública”, no es un comodín que puede ser utilizado por el Ministerio Público Fiscal para perseguir a cualquier manifestación pública, sino que, al igual que con cualquier otra acción prescripta en el Código Penal, la acción perseguida tiene que adecuarse textualmente a la descrita en el artículo del CPA.

Quien ayer me ha imputado un delito inexistente, debe saber que en nuestro derecho penal está prohibido ampliar el alcance de los tipos legales haciendo interpretaciones extensivas o analógicas.

Como lo dije más arriba, si alguien pretendió o pretende con acciones ilícitas, ponerme freno a mis derechos, se equivoca, jamas renunciare a ellos, y estoy gustoso de poder utilizarlos, expresarlos, materializarlos, son míos, y no ha de cercenarmelos nadie.

Por lo tanto, si alguien quiso venir con tintes de apriete, escondido detrás de un cargo judicial, y con todos los vicios de ilegalidad, se equivocó y feo; si alguien hizo un mandado y no le avisaron, lo siento por él, tendrá que responder por eso; si hay algo que tengo es persistencia, tenacidad, y SOY UN CIUDADANO HONESTO; seguramente a alguien hoy habré desilusionado cuando leyó en mi prontuario, ajado, casi de color amarillo, de apenas dos hojas, el texto, ANTECEDENTES POLICIALES NO REGISTRA, ANTECEDENTES PENALES, NO REGISTRA

Te puede interesar