LOS PUMAS: Policías rurales de la Sección nº 11 hallaron y salvaron a un nene de tres años perdido

Guardia Rural "Los Pumas" 31 de marzo de 2018 Por
Sucedió este viernes cerca de las 19 cuando los efectivos policiales lo hallaron a orillas del arroyo Cululú y antes de ingresar a un monte tupido.
pumas

Este viernes, antes de las 19 y cuando ya comenzaba a caer la noche, dos suboficiales de la Sección nº 11 con asiento en Esperanza, de la Guardia Rural Los Pumas, lograron hallar sano y salvo a un chiquito de tres años, Nicolás Esteban Imfeld, que se había perdido de la custodia de sus familiares.

El nene caminaba en el borde del arrroyo Cululú y ya había comenzado a ingresar al monte tupido que hay en la zona cuando fue divisado por los policías, que se aproximaron a él, lo contuvieron, hasta que finalmente uno de los suboficiales lo alzó y lo llevó junto a su madre después de caminar durante varios kilómetros.

Todo empezó este viernes, después de las 17, cuando una mujer que viajó con su familia a pasar una jornada de pesca a orillas del arroyo Cululú, en el departamento Las Colonias, cayó en la cuenta que su pequeño hijo de tres años no estaba. Ella le dijo a sus familiares sobre la desaparición súbita del menor y posteriormente comenzaron a buscarlo con desesperación. Un suboficial del Cuerpos de Bomberos Zapadores (César Daniel JOSVIAK) que pescaba en el lugar contextualizó la situación a los familiares y los hizo entender que solo faltaban dos horas para que cayera la noche, y por eso denunciaron el caso a la central de emergencias 911 con sede en la Jefatura de la Unidad Regional XI departamento Las Colonias de la Policía de Santa Fe, con sede en la ciudad de Esperanza.

Búsqueda y hallazgo

Desde esa jefatura policial santafesina, alertaron a todas las dependencias policiales de la zona de Cululú y también lo hicieron con los policías que estaban de guardia en el Destacamento N° 11 de la Guardia Rural Los Pumas, ubicado a la vera de la ruta provincial N° 70, unos pocos kilómetros a la salida de la ciudad de Esperanza hacia el cardinal oeste.

En ese marco, dos suboficiales, Gustavo Alfredo BARUFATTO y Claudio Daniel PONCE, comprendieron la gravedad del caso y salieron en uno de los patrulleros con destino al arroyo Cululú, adonde rápidamente entrevistaron a la madre del nene perdido. Comenzaron a caminar por la orilla del arroyo Cululú durante varios kilómetros. Así fue como antes de las 19, y cuando comenzaba a caer al noche, en el ingreso a una zona de monte, divisaron la presencia del chico, al que comenzaron a hablarle y a decirle que ellos eran policías, que lo cuidarían y que lo llevarían nuevamente con su mamá.

Reencuentro

Y eso fue lo que ocurrió. Los dos suboficiales desandaron varios kilómetros hasta llegar al lugar del arroyo Cululú, adonde la mamá del nene junto con sus familiares los estaban esperando y se fundieron en un abrazo cuando los vieron llegar. Aún resulta inexplicable, tanto para los policías de la Guardia Rural Los Pumas como para los familiares del nene, cómo pudo alejarse varios kilómetros caminando solo. Finalmente, el nene fue llevado al Samco de la ciudad de Esperanza, adonde los médicos que lo atendieron constataron que estaba en buen estado de salud.

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del procedimiento y el hallazgo del menor a las jefaturas de la Guardia Rural Los Pumas y de la Unidad Regional XI Las Colonias, ambas de la Policía de Santa Fe, y estos hicieron lo propio con la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

Te puede interesar