PROGRESISMO 100x100: El gobierno de Miguel Lifschitz desplaza a los policías de la discusión salarial, una vergüenza

Gremiales 13 de marzo de 2018 Por
Los policías no tienen nada que ver con las tizas, con las jeringas, ni con los papeles del API, son trabajadores de la seguridad, y debe discutir lo de ellos. Por ahora, están de paro.
Captura de pantalla (626)

El gobierno convocará nuevamente a UPCN, ATE, docentes para rediscutir la oferta salarial; mientras tanto, hacen oídos sordos a 22.000 familias de policías que quieren en democracia discutir sus sueldos, y todo lo que desde hace años se les adeuda; y aquí no hay ninguna herencia de otro signo partidario, son ustedes quienes gobiernan hace once años. 

Miguel ZalazarPara el Gobierno que encabeza Miguel LIFSCHITZ, que quiere reformar la Constitución, porque son progresistas, los policías no son empleados del Estado, no son trabajadores, sino, los consideran ESCLAVOS, de otra forma no se entiende como no hay ningún funcionario que se siente a discutir con ellos, salarios, leyes, condiciones de trabajo, son de lo peor.

Seguramente, los trabajadores policiales, una vez más, han de soportar este atropello socialista; hace unos pocos meses, UNIDOS, dimos claras muestras del poder que tenemos en las urnas; y vamos a volver a redoblar el esfuerzo; somos protagonistas necesarios para decidir quienes han de gobernarnos, y vamos a utilizar esa herramienta constitucional.

No se trata de un sindicato

El Gobierno no tiene ningún argumento, ninguna justificación para no dialogar con nosotros el tema salarial; ni con los trabajadores, ni siquiera con los representantes de los gremios que hace diecisiete años buscamos el reconocimiento en el Ministerio de Trabajo de la Nación; miembros de UTRAPOL o APROPOL, que fueron separados de la fuerza por reclamar uniformes, por reclamar horas de descanso; no por hacer negocios sucios; el socialismo progresista lo sabe, porque apoyamos su campaña en 2007 para que se vaya ese peronismo que nos había maltratado durante veinticuatro años; sin embargo después de llegar al poder se hicieron los sordos; pues aquellos duraron veinticuatro años, ustedes solo estarán doce, y se lo garantizamos.

No señores, el problema de un sindicato, como la ley marca debe ser resuelto por el Estado Nacional; pero ese no es el problema de ustedes, ese es un problema de los policías que hemos decidido agremiarnos, lo que ustedes deben hacer, es sentarse a discutir con trabajadores mal pagos, maltratados, desamparados, y articular con ellos cuestiones laborales; y dejar de comportarse como en los setenta, como patrones de estancia, y bajar la orden de un aumento de sueldos, o de horas extras, o de la hora del Servicio de Policía Adicional, a través de la cadena de mandos; eso no es parte de un gobierno o una policía democrática, como siempre se jactan ustedes.

Para salvar ese escollo, se creo una Comisión de Seguridad Laboral, que unilateralmente el Ministro disolvió, a qué le temía Maximiliano PULLARO, a policías que iban a decirles muchas verdades, esas que él no puede explicar; si tan solo le iban a decir todas y cada una de las cosas que padecen como consecuencia de su labor, y que al menos puedan darle respuestas de a poco; pero nada de eso ha ocurrido.

Es probable que después de los patrulleros inteligentes, los funcionarios de Miguel LIFSCHITZ, comiencen a comprar robos, maquinas; y de esta manera deshacerse de los policías; ojala estemos ahí para detenerlos. 

Te puede interesar