MIGUEL ZALAZAR: "Lo sucedido en Corrientes deja a la claras que es el poder político el que banca el narcotrafico"

Interés General 22 de diciembre de 2016 Por
Donde uno toca hechos relacionados con el narcotrafico, termina implicado un político. Colombi no es el único que se entromete en estas causas.
zalazar

Lo hemos visto en Buenos Aires, en Cordoba, en Salta, en nuestra propia provincia; por lo tanto no debemos asombrarnos demasiado de la actitud de Ricardo COLOMBI; ya sabemos que el poder obtenido por "la voluntad popular" no pocas veces llega sin la presencia de dinero espurio, machado con sangre, con la sangre de la comercialziacion de las drogas; sera por eso que no me sorprende en nada lo del mandamas correntino.

Y así pasa con los barrabravas, con la trata de personas, con los piratas del asfalto; en todo esta metida la política; pero nunca demasiado sola; muchas veces tiene la complicidad de altos funcionarios policiales; y es lo que se vio ayer en Corrientes; un comisario general preocupado, y un gobernador preocupadisimo.

En los medios de comunicación de Corrientes solo se hablo de "los chicos", "los jóvenes", pretendían poner bajo sospecha una carga pública a personas mayores de dieciocho años, que los propios legisladores en el Congreso de la Nación Argentina sancionaron en el Código de Procedimientos federal, para los casos de procedimientos con drogas; cuando en realidad lo que se evitó con buscar testigos de otra parte, es que se repita lo del pasado año, donde los narcos eran avisados que les iban a allanar.

Estos tipos, los políticos, son los mas peligrosos, y los más repugnantes, se las dan de grandes demócratas, amparados en fueros, con una patota de ñoquis que los aguanta, cuando no, policías cómplices; son quienes les abren el camino a los que están en el mundo empresarial del narcotrafico; y cuando la acción de la justicia opera, salen envalentonados a embarrar la cancha; eso es lo que hizo ayer "el gordo" COLOMBI, mas servil y afable con la narcocriminaldiad que con las fuerzas policiales.

Estas lacras de la democracias deben ser erradicadas de las vidas de los ciudadanos nobles y si es posible que terminen en la cárcel. 

Te puede interesar