UN PASITO PA'LANTE, UN PASITO PA'TRAS: Aún nadie tiene nada claro, y el ministerio no reconoce sus yerros

Gremiales 10 de marzo de 2018 Por
En un clima de incertidumbre, muchos trabajadores policiales aún están sin saber cual será efectivamente su destino, el gobierno los está manoseando demasiado.
Captura de pantalla (590)

Ayer mientras el Ministro de Seguridad anunciaba en la capital provincial un nuevo plan de seguridad para el departamento La Capital, compañeros de Casas Comunitarias del interior eran notificados que la orden de depender de las Unidades regionales quedaba sin efecto.

Con el correr de las horas, y mientras había incertidumbre en jefes y más aún en la tropa, el Ministro quedó entrampado en una decisión que ya había ya tomado, e incluso había hecho publica en Rafaela; pero el reclamo de los vecinos en diferentes puntos de la provincia se hizo entender; y al no saber explicarlo; PULLARO optó por retroceder con la orden de pasar la Policía Comunitaria a las unidades regionales.

En realidad el gobierno sabe que ha sido un completo fracaso la Policía Comunitaria como tal, y ahora no tiene espaldas para sostener eso, y no se banca desarticularla por completo, y le cuesta aún hacerlo de manera paulatina, aunque tarde o temprano ha de desaparecer por completo.

Desde el Ministerio se intenta decir que son falsos los informes, o las noticias de que una una contramarcha sobre las decisiones; pues queremos decir claramente, que si hubo una orden de dejarlas sin efecto y queden como tales en cada Departamento; y que también luego, se dijo que se mantenga el mismo servicio, pero que sí se desalojen las Casas; como por ejemplo en Rafaela.

Desde la Unión de Trabajadores Policiales, (UTRAPOL) le pedimos a las autoridades políticas que sean serios, que sean respetuosos con los trabajadores y que tengan un horizonte claro con la seguridad publica. Los policías no tenemos las responsabilidad de los planes de seguridad, y tampoco somos quien articulamos las decisiones de los superiores; pero si al ser parte de la instrumentación, tan solo queremos que nos respeten.

Te puede interesar