AVELLANEDA: Imputan a personas por el ataque a una dependencia de Policía Comunitaria

Interés General 07 de marzo de 2018 Por
Los delitos imputados por el fiscal Rodriguez tienen reproche penal de hasta 9 años de prisión.
detenido

Es por el ataque a la Policía Comunitaria de Avellaneda, donde causaron daños, lastimaron a una suboficial y amenazaron con quemar la comisaría con todo el personal adentro. Hablaron los acusados.

Los encausados son Adrián Marcelo Velazco, y Ramón Bernardis, empleado de ICA, fueron imputados de los delitos de intimidación pública, daño, lesiones leves y resistencia a la autoridad.

El fiscal les atribuyó a ambos haber lanzado cascotes hacia la dependencia de la Policía Comunitaria de Avellaneda en Barrio Belgrano, junto a un grupo de personas. Como resultado del accionar provocaron una herida cortante en la cabeza de la Suboficial Daniela Ríos. Dicha lesión fue constatada por el médico Galarza. También dañaron la puerta de ingreso de la dependencia policial y resistieron al pedido del Oficial Cristian Fernández de que depongan del accionar, toda vez que continuaron arrojando cascotes y en reiteradas oportunidades manifestaron que iban a prender fuego la Casa Comunitaria con los policías adentro. Fue el sábado 03 de marzo de 2018 a las 03:30 de la madrugada.

El juez convalidó la legalidad de la detención y fijó audiencia para establecer medidas cautelares el jueves 8 de marzo de 2018 a las 18:00 horas.

Los imputados hicieron uso de la palabra.

Comenzó hablando Velazco: “Yo cuando empezó todo el problema, yo estaba volviendo y escuche en un momento que atacaron la comisaria, yo volvía y escuche disparos y ahí escuche a mi mamá gritando y yo frene, porque mi mama estaba buscándolo a uno de mis hermanos, entonces ahí me baje de la bici y le digo a otro compañero que me lleve la bici y la agarre a mi mama y la lleve para mi casa, y después fui con mi mamá a mi casa y fue cuando los de la policía GOT esos y mi cuñado salía de atrás de mi casa a mirar el problema, (Bernardis), y después ahí los que llegaron empezaron a hablar con los comunitarios y lo señalaron a mi cuñado que lo lleven y ahí iba para entrar a mi casa y también les dijeron que me alcen a mi”.

Bernardis a su turno dijo: “yo estaba en mi casa ese día, eran las once, once y media de la noche, nosotros siempre comemos a esa hora, después salimos a la vereda de mi casa, y en ese momento había dos muchachos que se estaban peleando, llame dos veces a la policía tengo la prueba en el celular de mi señora, la primera vez me contestaron me dijeron que ya iban y la segunda no me contestaron. Salgo de vuelta a fuera y veo dos muchachos un tal Chaclita y al Cabezón se estaban peleando entre ellos, y se tiraban cascotes en ese momento, sale la comunitaria dos muchachos, uno tirando tiros con la escopeta y el otro con el arma reglamentaria, tiraron 4 o 5 tiros con el arma, pero yo siempre estuve ahí mirando lo que pasaba enfrente de mi casa y cuando vinieron todo el montón de policías, pararon enfrente de mi casa todos los patrulleros, entonces yo salgo y viene el jefe de la policía, no de la comunitaria son el otro jefe y le digo mira el muchacho estaba tirando con el arma reglamentaria, y hay criaturas acá y me dice cual y le digo aquel muchacho. Después vienen los de la jaula, viene ellos, se van y hablan y yo estaba parado con mi familia y viene y me dicen contra la pared contra la pared, yo me pongo sin resistirme contra la pared y ahí fue cuando me pegaron un puñete en el pómulo y en la pierna y ahí me agarran y me trajeron. Pero yo en ningún momento vi que cayó un cascote en la comisaria, se tiraban entre ellos pero no en la comisaria, después si cuando vinieron los policías a reprimir con el arma”.

Te puede interesar