FUNCIONARIOS POLÍTICOS Y NARCOTRAFICO: "Gula" Pereyra tiene margen para querellar a sus ex jefes

Interés General 04 de diciembre de 2016 Por
En ese marco, ayer el camarista penal Alfredo Ivaldi Artacho dispuso que el trámite continúe en el nuevo sistema penal ya que la denuncia de Gula es posterior a su entrada en vigencia, y aceptó a Pereyra como querellante en forma provisoria, otrogándole 5 días para que fundamenté el pedido.
pereyra y viglione

Hace menos de tres meses el comisario inspector Gustavo "Gula" Pereyra, procesado por pasar información a la banda de Los Monos, pidió ser querellante en una causa por falso testimonio contra quienes eran sus jefes en la disuelta Secretaría de Delitos Complejos, Ana Viglione y Andrés Ferrato. Esa petición fue aceptada en primera instancia. Pero los funcionarios apelaron al entender que la denuncia hecha por su ex subordinado debía unificarse con el expediente madre, conocido como "La megacausa de Los Monos". En ese marco, ayer el camarista penal Alfredo Ivaldi Artacho dispuso que el trámite continúe en el nuevo sistema penal ya que la denuncia de Gula es posterior a su entrada en vigencia, y aceptó a Pereyra como querellante en forma provisoria, otrogándole 5 días para que fundamenté el pedido.

"A esta causa se llega por una denuncia de un juez de Instrucción que advirtió discrepancias en la causa de Los Monos, una causa que no puede desconocer la defensa. Siendo los jefes del señor Pereyra, estos funcionarios quisieron deslindar responsabilidades en él", planteó el abogado de Gula, Sergio Larrubia.

De ser aceptados por la Cámara Penal los fundamentos que lo impulsan a ser querellante, Pereyra podrá pedir o aportar pruebas en la causa. En ese marco, el fiscal del nuevo sistema penal Aníbal Vescovo conduce el legajo penal por falso testimonio, en el cual Viglione y Ferrato no están imputados.

Derivación. La medida es un despiece de la causa contra Los Monos. En ese expediente, el 913/12 por asociación ilícita que se encamina a juicio oral, Pereyra fue acusado de dar información secreta al clan Cantero del barrio Las Flores. El policía en un primer momento fue sobreseído, pero la Cámara Penal revirtió la medida. La prueba de su procesamiento se basa en contactos telefónicos con Ramón "Monchi" Machuca, preso como uno de los jefes de la banda; y con Juan "Chavo" Maciel, un sargento que respondía directamente a Gula.

En agosto de 2014 el ex juez de Instrucción Juan Carlos Vienna abrió la causa 48/14 por presunto falso testimonio contra Ana Viglione y su segundo, Andrés Ferrato. Los dos declararon como testigos sobre cómo funcionaba Delitos Complejos y negaron participar de investigaciones sobre narcotráfico. Pero sus subordinados declararon que sí les asignaban pesquisas de esa índole. El juez advirtió contradicciones y abrió un sumario, pero nunca los imputó. A partir de ahí los abogados de Gula impulsaron la causa, que tras el cambio de sistema penal la jueza Alejandra Rodenas remitió a las nuevas fiscalías.

Antes y después. Previo a la constitución de querellante de Gula, las defensas de Viglione y Ferrato pidieron que la causa vuelva al viejo sistema, pero el juez Donnola la mantuvo en la nueva órbita y las defensas de los funcionarios apelaron.

"El 25 de junio de 2013 declaró Ferrato y el 18 de junio Viglione. Siendo los jefes de mi cliente deslindaron responsabilidades en Pereyra, que se encuentra procesado", dijo Larrubia sobre por qué Gula se creé perjudicado. Finalmente el juez reconoció "las facultades que tiene de ser querellante cualquier persona que se considera perjudicada. Se verá en el análisis cuál es el daño o no causado"; y el debate pasó a la Cámara Penal, donde ahora se resolvió aceptar a Pereyra provisoriamente y le solicitó la presentación de un escrito en el término de los próximos cinco días.

Te puede interesar