LOS SOBORNOS DE "MR SELFIE": Lifschitz anularía el concurso de ascensos a directores generales por las sospechas de coimas

Interés General 12 de octubre Por
Fuentes de la Casa Gris, creen que pudo haber dinero en manos del ministro para favorecer a alguien. Esto tiñe de sospechas el concurso.
lifschitz

A media mañana en los pasillos de la Casa Gris se escuchó una frase contundente, "en estas condiciones yo no firmo ningún ascenso, no voy a ser cómplice de una coima, va todo de nuevo". Quién lo habría expresado habría sido el propio Gobernador; hoy, envuelto en el escándalo de las escuchas de Maximiliano PULLARO en derredor de los ascensos policiales a la máxima jerarquía.

Todo indicaría que sería muy difícil que el Decreto promocionando a directores de policía a su jerarquía de general pudiera firmarse en un contexto, donde surge a todas luces, y según lo que ya se conoce de parte de la justicia; el propio Ministro de Seguridad, en calidad de tal, y además siendo presidente del jurado; por cuerdas separadas, habría facilitado a algún concursante (solo ha trascendido el nombre de Adrian Rodriguez) la posibilidad de "aprobar el examen" sin mayores problemas; y donde muchos ya se preguntan, si solo se trató de un solo caso; y si esto, según el tenor de la conversación no tenía como devolución dinero o cosas materiales, es decir dádivas. Algo que hoy desde el punto de vista de la tipificación del delito estaría descartado según la interpretación del jefe de los fiscales de la región, no así de Apullan, quien tenía decidido indagar a Rodriguez a raíz de las escuchas; pero fue reprendido, lo que esta generando una crisis judicial en esa esfera.

Sin ascensos

En este cuadro de situación, según asesores del propio LIFSHITZ, buscando despegar de este bochornoso hecho; y ante la posibilidad de que algunos de los más de cuarenta oficiales superiores que no serían promovidos conforme al orden de merito confeccionado, pudiesen ir a la justicia, planteando la nulidad de lo actuado; dejando en off side al propio gobernador que firmaría el decreto, el ejecutivo daría marcha atrás con el concurso y todo volvería a foja cero.

Es que el Gobernador tiene bien en claro a esta altura que ya no importa la comisión o no de un delito surgida de una conversación entre un ministro y un oficial de policía; lo que más lastima a su gobierno, es que la charla deja en claro que el sistema de ascensos que se defendía a ultranzas como transparente, resultó ser corrupto, y firmando el mismo el decreto; lo hace cómplice de un sistema viciado, que hoy puede ser un ascenso, mañana un delito mas grave.

Te puede interesar