SINVERGÜENZA: Pullaro daba cátedras de moral y por detrás quería facturar ascensos. Lifschitz tiene su renuncia en el despacho

Interés General 12 de octubre Por
Los sectores sindicales siempre insistimos en la corrupción política; pero el ministro solo mostraba a una policía corrupta; hoy se corrió el velo de este impresentable.
Captura de pantalla (825)

Maximiliano Nicolás PULLARO (a) "Mr selfie", ha sido desde el principio la persona que más conflictos le trajo a Miguel LIFSCHITZ, pero siempre supo sortear cada paso en falso poniendo el acento en su "combate a la corrupción policial·, con su slogan, de separar la paja del trigo; algo que era una burla para la gente y los propios policías, ya que en su Cartera tiene funcionarios procesados.

Hoy, su buena suerte le jugo una mala pasada, y cayó en desgracia; y no tiene forma de taparlo, o de desviar la atención; porque la contundencia de las pruebas en una causa judicial lo expusieron como lo que siempre fue, un corrupto, pero que supo disimularlo en un traje de cordero; aunque por dentro se sabia un depredador serial, bipolar, con una ambición desmedida; y capaz de clavar un cuchillo por la espalda a cualquiera sin ningún tipo de piedad.

Estamos a horas de "un click" para que se conozcan escuchas y documentación del expediente judicial que tramita la fiscalía de Santa Fe; y que ya están en poder de algunos medios y otros interesados; y que solo aguardan primero, que los representantes de la justicia, APULLAN o MARTÍ se expresen, y digan la verdad; dando así la posibilidad de dejar en claro, que no hay presión política en la causa investigada.

De haber un silencio de radio absoluto de parte de la fiscalía; y esto ya no tiene que ver con la suerte judicial de Rodriguez, sino con las conducta de funcionarios políticos; muchos prometieron poner los audios, exponiendo claramente una connivencia judicial-política para amparar la corrupción.

Lifschitz le soltó la mano, pero aún no decide

Por estas horas, el Gobernador de la Provincia, sobre el tema puntual, y ante tanto ruido mediático, tomo distancia de los hechos, tomó distancia del propio PULLARO, y dejó a la justicia actuar; esperando que el golpe sea lo mas leve posible para su gestión.

LIFSCHITZ aun no decide cuando echar a PULLARO, si bien ya se sabe tiene en su escritorio la renuncia que le habría pedido al propio ministro el lunes por la noche, en esa reunión cumbre; espera el momento de ejecutarla; y todo se ciñe a lo que ocurra en la audiencia imputativa de la tarde de hoy, y superado esto o no; evaluar en echarlo antes de las elecciones; o de lo contrario decidirlo con el resultado conocido ya el lunes 23. 

Todo llega dicen; y no hay excepciones; Santa Fe tiene un ministro desfachatado, cínico, perverso; y que quedó expuesto de lo que en realidad era por una cosa mucho menor si se quiere, cuando nosotros venimos marcando hace mucho tiempo; de cosas poco claras en el tema narcotrafico en el sur provincial. 

Te puede interesar