GALFRASCOLI: "Cejas era un testigo protegido". Los hechos demuestran que el gobierno lo entregó a los criminales

Interés General 18 de julio de 2017 Por
Tratando de desentenderse de las responsabilidades políticas, Galfrascoli confirmó que Cejas estaba en funciones y podía portar armas. Eso no refleja que estaba cuidado como testigo protegido que era.
Captura de pantalla (9)

Tras el brutal asesinato de Pablo CEJAS, que había denunciado vínculos políticos y policiales con el narcotràfico, el subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales Rolando GALFRASCOLI, dijo a los medios de comunicación sobre el dispositivo de seguridad que tenía por ser testigo protegido, “Cejas no tenía un seguimiento permanente. Cejas era un policía que estaba trabajando. Lo que él tenía era un dispositivo de contacto permanente. Anoche, Cejas se reportó con total tranquilidad”.

La verdad, las manifestaciones del funcionario ponen un manto de dudas sobre el protocolo dispuesto por las autoridades políticas; y además esto va de la mano de la no reglamención de una ley, que hace un tiempo largo fue sancionada.

También, GALFRASCOLI se refirió a la portación del arma de CEJAS, “Cejas podía portar armas. Nosotros no sabemos si el en el momento del asesinato la tenía en su poder”.

Todo indica que el gobierno ha salido con un discurso ambiguo intentando casi hacer responsable al propio CEJAS de su homicidio; primero con la no protección como testigo, y segundo por justificar eso por estar habilitado para portar un arma; una vergüenza política. 

Aquí debe abrirse, independientemente de la investigación judicial, una investigación para las autoridades políticas que debieron garantizar la custodia de CEJAS, y evitar que sea acribillado de la peor manera.

Te puede interesar