MÉXICO: Mujeres policías sostienen que el género no es un impedimento

Interés General 04 de julio de 2017 Por
Los cambios en el tratamiento a las mujeres ha permeado también de manera positiva a las corporaciones policiales.
policias de mezico

Ahora las féminas que se dedican a este oficio cuentan con un mayor respaldo de sus jefes y sus funciones han ido en ascenso.

Armando Fuerte Serrano, director de Seguridad Pública de Zinapécuaro con más de 20 años de experiencia en el ejercicio policial, dijo a Quadratín:  “Hace años los jefes no veían a las mujeres policías como sus compañeras, eran vistas entonces como damas de compañía, incluso se rumoraba que les pedían ‘favores’, pero todo cambió y la actitud de las mujeres también”.

En la experiencia de Fuerte Serrano a lo largo de sus años de servicio, las corporaciones policiales se han tenido que ir adaptando a los nuevos protocolos y también las mujeres policías lo han hecho, “ahora ellas saben que no tienen que hacer cosas que no contempla el reglamento”.

Por otro lado, la perspectiva de las mujeres, su incursión en la policía ha abonado de manera positiva a su autoestima y seguridad, a diferencia de otras ocasiones ahora se sienten seguras, seguras de sí mismas y de contar con capacidad emocional, capacitación y herramientas para defenderse en caso de agresiones verbales, físicas o emocionales por parte de los hombres y de otros policías.

Lucía Cadenas, agente de la Policía Auxiliar, relató: “Ahora que traigo el uniforme los hombres en la calle me ven con respeto, el portar el uniforme nos da seguridad. Incluso si un hombre llegara a faltarme al respeto en la calle ya no me intimida, ahora sé cómo debo llamarle la atención sin llegar a una agresión. Ha cambiado muchísimo mi autoestima ahora que soy policía, ahora tengo más seguridad y la seguridad emocional es más elevada”.

A pesar de su seguridad y el uniforme, admitió que cuando anda de civil muchas veces le han llegado a faltar al respeto, mientras que en el caso de Adriana Ramírez, joven elemento de la policía de Zinapécuaro, señaló que en su experiencia, cuatro años en la corporación, el comportarse siempre con dignidad y mantener el respeto con sus compañeros es la clave. Acotó: “en los cuatro años y medio que tengo de policía no me ha afectado en nada la violencia de género.

La seguridad que tengo como mujer está basada en mi persona, no en mi profesión. Sí me han faltado al respeto en la calle, pero los ignoro, y como compañera, con mantener una conducta de respeto es más que suficiente”.

Te puede interesar