HONDURAS: Mujeres policías, con capacidad asombrosa en investigación

Interés General 22 de junio de 2017 Por utrapol
La apreciación de que el servicio policial es un trabajo exclusivo para hombres, va quedando en el pasado, pues ahora se puede ver que las mujeres han llegado a engrosar las filas de la Secretaría de Seguridad Nacional, ocupando cargos claves que contribuyen optimizar la labor de los agentes policiales.
poli honduras

La institución castrense es una de las entidades pioneras en la inclusión de género que dio espacio a cuatro oficiales de policía que desempeñaron puestos claves entre las que se destacan: la general Coralia Rivera Ramos, como la primera mujer en el cargo de directora; general Mirna Suazo; capitán Luisa Adela Álvarez, y la comisionada María Luisa Borjas.

Las féminas rompieron el tradicional esquema en labores consideradas solo para hombres, pues les asignaron funciones de jefaturas y la coordinación de operaciones de allanamientos de retenes.

Estas cuatro mujeres también fueron la inspiración para crear el Escuadrón de la Policía Femenina, pero ejercían funciones complementarias, como labores administrativas y recoger los niños extraviados.

El titular de la dirección de Policía Comunitaria, Gustavo Sánchez, destalló que a partir de la nueva modalidad el porcentaje de mujeres que conforman la fuerza policial aumentó a un 25 por ciento.

Según el comisionado Sánchez, bajo el moderno esquema policial

CUALIDADES ÚNICAS

Sánchez destacó que las mujeres poseen características únicas dentro del ámbito policial, entre las que puntualizó que son menos propensas a ceder a actos de corrupción, poseen una capacidad asombrosa en las competencias de los disparos, desarrollan fortaleza en los extensos entrenamientos, que son de seis semanas.

Resaltó que las agentes son rigorosas en la aplicación del reglamento policial, y son eficientes en los procesos de investigaciones de delitos en la unidad de Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

Las agentes se destacan en las fuerzas especiales que posee la Secretaría de Seguridad, como los Fuerza Tigre y Cobra.

GUERRERAS CAÍDAS

La valentía y el coraje llevaron a algunas de estas guerreras perder su vida en el cumplimiento del deber, según las estadísticas de la Secretaría de Seguridad, en los últimos cinco años, siete han perecido en diferentes circunstancias, entre ellas la agente Yessenia Sáenz Urquía, quien murió en un enfrentamiento armado entre policías y miembros de la temida banda delictiva “Los Espinoza”.

“NECESITABA TRABAJO”

La policía clase 1, Enma Leticia Ponce Ávila, madre de tres hijos, indicó que su motivación para sumarse a la filas de la institución policial fue porque creció cerca del Escuadrón Femenino, en el barrio El Manchén, de la capital.

“Yo las miraba a diario, porque asistía a la escuela Agustín Alonso, ahí en el barrio San Pablo, ellas tenían su escuadrón cerca. Entonces todas las mañanas yo miraba cuando las formaban, cuando salían a calle las miraba tan bonitas, tan preparadas”, recordó Ponce.

Añadió que también miraba a su padre con su vestimenta policial, quien sirvió varios años en la que en ese entonces se llamaba Fuerza de Seguridad Pública.

Ponce comentó que creció en una familia integrada por nueve hermanos, y que los ingresos económicos no eran suficientes, por lo que al ser ella hermana mayor, decidió contribuir al sustento del hogar.

Detalló que “cuando terminé la escuela y ciclo básico, me presenté al escuadrón de la Policía Femenina, que pasó al Barrio Abajo, nos hicieron el examen de admisión, posteriormente nos llevaron al Centro de Instrucción Policial en La Paz, hicimos el entrenamiento. Yo ingresé al escuadrón a los 20 años”.

Después de concluir su formación en el campo de entrenamiento, integró al Escuadrón de Policía Femenina y se le encomendó el trabajo de patrullar.

Añadió que entre realizar su trabajo como policía y madre, ha sido una etapa difícil, porque las jornadas de trabajo son muy extensas.

Ponce detalló que en su servicio de 24 años en la institución castrense se ha desempeñado en los cargos de escuadrón motorizada y como escolta de funcionarios de Estado.

Comentó que “actualmente soy la encargada de estadísticas de la Unidad Metropolitana de Prevención Comunitaria y entrar a la Policía me ha servido de mucho, me ha hecho una mujer fuerte”.

La consultarle a la entrevistada si ha recibido alguna propuesta de soborno, respondió, “eso siempre se dará, vengan o vayan. La corrupción nunca va a terminar, lo que si he tenido claro es quien hace las cosas es porque quiere, no porque la obligan. Me siento orgullosa del servicio que he dado durante estos 24 años”.

NUEVA LEY

Después de un “histórico” consenso en el Congreso Nacional para aprobar la nueva Ley Orgánica de la Policía Nacional, con el objetivo de lograr una reestructuración total de la Secretaría de Seguridad con todos sus órganos operativos y administrativos, también incluye que la academia haga más atractivo su plan de formación de los potenciales agentes.

El titular de la Dirección Nacional de Educación Policial (DNEP), José Mejía Rosales, explicó que desde la entrada en vigencia de la Ley Orgánica, ahora los aspirantes al ingresar a la institución policial se forman con un nivel superior; pues pasó de cursar un diplomado de cinco meses a una capacitación de aproximadamente de un año.

Mejía Rosales aseguró que este campo profesional se ha vuelto más atractivo para los jóvenes, y tiene que ver con un trato diferente en los centros de formación.

Afirmó que “ya no es alineación militarizada, de ejercicio físico y tediosos para la persona del sexo femenino, calificados como castigos, en este caso el trato es bastante profesional, pues hoy priorizamos otros aspectos, además de los físicos”.

La apertura de facilitar aplicación de pruebas de admisión a nivel nacional, permite que los jóvenes lleguen espontáneamente al Instituto Tecnológico Policial (ITP).

SALARIOS DIGNOS

Mejía Rosales calificó que este proceso de transformar la institución cástrense, es dignificar el servicio que los policías dan a la población, pues la decisión de nivelar el sueldo a los agentes de escala básica a 10 mil lempiras mensuales, que representa una motivación a su trabajo.

Asimismo, proporcionales la alimentación diaria y la permanencia laboral, para quienes cumplan de manera transparente su servicio.

Además, establece beneficios como: Seguro médico, hospitalario, una pensión de jubilación, vestimenta, buenas condiciones de las instalaciones.

CAPACITACIONES

El comisionado agregó que cuentan con una plataforma digital con 22 programas, con una inversión de 500 mil dólares para capacitar a los agentes en el rango escala básica, de manera presencial o en línea.

Las nuevas instalaciones del ITP fueron inauguradas el pasado mes de diciembre de 2016, cuyo valor asciende a los 18 millones de dólares, y están ubicadas en el municipio de La Paz, departamento de La Paz.

DIGNIFICACIÓN DE LA CARRERA

El ITP está destinado a la formación de agentes de policías de primer ingreso, siendo su transformación y modernización uno de los proyectos más emblemáticos que están siendo implementados en el marco de la reforma policial.

Esta modernización incluye la redefinición del perfil que debe cubrir el aspirante a ingresar a la carrera policial, el diseño de los mecanismos de control para la selección de aspirantes, el diseño e implementación de un nuevo currículum para la formación policial y la dignificación de la infraestructura del ITP.

Estos procesos de reforma educativa son financiados con recursos de la Tasa de Seguridad Poblacional y apoyo externo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y los gobiernos de los Estados Unidos de América y Suiza. (Por: María Elena Ferrufino)

Te puede interesar