DISPARATE: El diputado kirchnerista Leandro Bussato pretende que los policías ante delitos en las escuelas ingresen desarmados

Interés General 08 de junio de 2017 Por utrapol
El legislador K, dice que "hay que blindar las escuelas de Santa Fe de la intromisión y el abuso policial". Pareciera ser que hacer campaña como sea, y si es con el cuero de un policía, mejor.
Captura de pantalla (822)

La Legislatura comenzó a tratar esta semana un proyecto de ley del diputado del Frente para la Victoria Leandro Busatto que propone un protocolo para que los agentes de la Policía santafesina sólo puedan ingresar a las escuelas de la provincia con la orden de un juez o a requerimiento de sus directivos en casos de urgencias, pero en ningún caso portarán armas.

miguel zalazar Consideramos a tal proyecto un disparate total, y que pone en evidencia el total desconocimiento de algunos legisladores de los grados de violencia que hay en las escuelas; pero ademas, tal concepción colisiona con lo estipulado en el Código Procesal Penal de la Provincia respecto de la flagrancia, como así contra la Ley Orgánica Policial.

Es probable que el diputado kirchnerista Busatto, no sepa los alcances de la normativa que habilita a las fuerzas policiales a actuar en algunas circunstancias sin orden alguna de un juez, y que precisamente están motivadas en razones fundadas; y que tienen que ver con defender la vida de las personas.

Pero además, ningún policía en nuestra provincia puede dejar de portar armas en el ejercicio de sus funciones, porque hay una ley que se lo manda y es la Ley Organica Policial, y precisamente es también para el resguardo de su propia integridad física; pretender que un policía ingrese a una escuela a reducir a un alumno armado sin su propia arma, es prácticamente llevarlo a un posible camino de su muerte. 

En una parte del flácido argumento del legislador K; sostiene que eso es necesario para prevenir, antes de "lamentar una situación que en nombre de la seguridad termine cobrándose alguna víctima, un absurdo total, si se tiene en cuenta en el grado de vulnerabilidad a la que puede llegar a someterse a un funcionario policial.

También dice el diputado en sus excusas, sostiene que hay que "restringir y reglamentar el ingreso de las fuerzas deseguridad" a las escuelas para que no se repita en Santa Fe "la escalada de operativos policiales ocurridos entre abril y mayo" en Buenos Aires que "buscan intimidar, reprimir y hostigar a estudiantes y docentes". Vale decir, que Busatto, de ante mano presupone una acción incorrecta de las fuerzas policiales santafesinas; y además, pone sobre los trabajadores de la seguridad, casi sin lugar a dudas, actitudes que el llama "intimidación", "represión" u "hostigamiento"; en definitiva, solo busca un marketing político, y en vez de hacerlo con cuestiones de fondo, como es la inseguridad y la problemática de la violencia de los adolescentes en las escuelas; invierte los hechos y causas; y enrrostra los problemas en los policías.

Resulta muy extraño que el diputado K, hable de la convivencia educativa, para justificar su agresión a los trabajadores policiales; cuando guardó total silencio; cuando en vez de convivencia, existía connivencia delictiva en el gobierno nacional en el que se embanderaba, y donde los bolsos con decenas de miles de dolares volaban por los aires, mientras esos alumnos, que hoy dice, podrían sufrir el ataque de un trabajador policial, no tenían aulas como la gente, no había escuelas dignas.

Busatto antes de presuponer inconductas policiales, debería hacer un mea culpa, y hablar de las decenas de funcionarios kirchneristas que están procesados por haber fundido el país, y con los cuales se ha pavoneado en gran parte de la provincia, hay que tener autoridad moral propia, antes de hablar de los demás.

Te puede interesar