SI NO HAY AUTORIDAD NO SIRVE: Tanto Chimenti como Zancocchia si no se ponen al frente del personal, deben dar un paso al costado

Gremiales 02 de noviembre de 2020 Por utrapol
El dejarlos sin comer a más de 15.000 policías, otros 5.000 de seguridad sin plus, ahonda aún más la flacidez de la conducción en la policía provincial. Hasta ahora, ningún jefe, salvo Luis Bruschi, se ha ido con hidalguía del cargo.
Captura de pantalla (1850)

En agosto del año 2016 Luis Bruschi, por entonces jefe de Policía, se planto ante el ministro Pullaro, por no acatar decisiones que perjudicaban a la policía y a la operatividad de la misma, y renunció al cargo; hubo un cimbronazo institucional derivado en un audio que se hizo viral por parte del secretario del ministro, Daniel Di Lena, destratando un jefe policial de General López; lo que llevó a Jose Luis Amaya a asumir la jefatura provincial con mayor poder, otorgado por el propio Lifschitz.

Hoy, no tenemos ni un Bruschi, ni un Amaya; sino mas bien dos corderitos como Emilce Chimenti y Ariel Zancocchia, jefa y subjefe de policía, que no han movido una sola pestaña para plantear el descontento del personal por no recibir raciones alimentarias, por no poner en orden el tema de los plus.

Seguramente recostados en casi 100.000 pesos de plus, a Chimenti o a Zancocchia poco les importa el bienestar del personal que ellos dicen conducir; más aun se grafica lo que venimos diciendo, Sain es el jefe de policía, y estos dos "chirolitas", le son funcionales.

Es una gran pena lo que le pasa a nuestra institución y mucho más grave lo que les toca a los compañeros; en estos últimos días hablamos de liderazgos; hoy no hay lideres en nuestra policía, son policías con jerarquías en sus hombros, pero con cero capacidad de mando y comando.

Si Chimenti y Zancocchia tienen un poco de dignidad deberían renunciar hoy.

Te puede interesar