OLIVIERI MIRA PARA OTRO LADO: El médico legista Cividini no va nunca a trabajar, y toma café con narcos

En el pasillo 29 de octubre de 2020 Por utrapol
Cuál es la ética de la Agencia de Control Policial (ex asuntos internos) cuando un funcionario del mismo, no se presenta nunca a trabajar, controla a propios médicos reprochándoles el mismo proceder, y se junta con clanes del mundo criminal narco. Esto es bancado por la actual gestión de Sain y Olivieri.
narcos

Evidentemente el medico policial comisario Elido Cividini no quiere la representación de los trabajadores policiales, porque él esta en las antípodas de la defensa de los derechos laborales, porque su forma de actuar es más a la de un criminal de guardapolvos que a la de un policía.

Este médico que desempeña funciones en la Delegación Sur de la Agencia de Control Policial, NO VA A TRABAJAR NUNCA, no cumple horario alguno; y la provincia le paga un sueldo para HACER PERICIAS DE LESIONADOS EN JUICIOS PARA COMPAÑIAS DE SEGUROS.

Este corrupto, debería estar todos los días en la dependencia que "controla a la policía", jamás va, y cuando pasa lo hace por espacio de no mas de veinte minutos. Es tan absurda su conducta que una vez fue a auditar los horarios de la División Medicina Legal de la Unidad Regional II, hizo sumariar a los médicos; y es el precisamente quien incumple tal disposición de ir a trabajar.

El amigo del clan narco

Hay un artículo en el Reglamento de Sumarios Administrativos que reza como objeción al policía el TENER VINCULACIONES CON DELINCUENTES O PERSONAS DE MALA FAMA; sin embargo han aparecido fotografías de este médico policial de la Agencia de Control Policial, pavoneándose con integrantes de una reconocida banda narco, el "clan funes-ungaro".

Los amigos del comisario Cividini, por estos días están esperando una audiencia donde la fiscalía ya adelantó que pedirá 8 años para el Brujo Ungaro. Además Ungaro y Funes serán enjuiciados por los delitos de amenazas simples, abuso de armas, portación y tenencia de armas y dos hechos de tentativa de homicidio y un crimen consumado. 

Nos preguntamos, con los prontuarios de estos delincuentes, podemos admitir este tipo de amistades de un jefe policial médico, que pertenece precisamente a una Unidad que controla policías?

La protección de Olivieri

Queda muy en claro que esto pasa porque hay una cobertura, una complicidad de parte de la máxima responsable de la Unidad, la subdirectora de Policía Mariana Olivieri que no controla que Cividini vaya a trabajar, habilita que la provincia le pague un salario para que trabaje para compañías de seguro.

Olivieri, ante sus ojos tiene la foto del comisario-medico con gente del mundo criminal, y está sin hacer nada, silencio de radio, esto es lo que da asco en el resto de los trabajadores policiales.

Vergüenza, no hay otro calificativo para esto, y encima le pagan un plus.

Te puede interesar