SANTA FE: Policías de la Unidad Regional Uno realizan un salvataje a una bebé

Interés General 27 de octubre de 2020 Por utrapol
Verónica, mamá de Amanda de un año y tres meses, pidió ayuda cuando su pequeña empezó a convulsionar y casi no respiraba.
Captura de pantalla (1807)

Este sábado en horas de la mañana, policías que prestan servicio en el destacamento del Mercado de Abasto en el extremo noroeste de la ciudad de Santa Fe, fueron enviados por el operador de la central de emergencias 911 hasta una vivienda de calle Hugo Wast al 6400, ya que la familia moradora del inmueble pidió ayuda porque un bebé estaba con problemas respiratorios.

"Yo nunca imaginé vivir una situación semejante", dijo Verónica, mamá de manda, quien este fin de semana buscó ayuda en el 911 ante la convulsión febril, producto de la colocación de las vacunas, que sufrió su pequeña de 15 meses. "Son minutos que se te hacen eternos. Ella fue prematura y al ser tan delicada su salud, nos asustamos mucho. Mi marido es policía y yo le decía, siempre llegan tarde, pero esta vez me equivoqué, en solo siete o seis minutos: Juan Ricomini, Subinspector 5ta zona junto a Pablo Carreon , suboficial 5ta zona y el Oficial de la Motorizada Iván Bernardi, le salvaron la vida Amandi", manifestó la mamá.

El episodio que desencadenó el problema con la pequeña había comenzado el jueves cuando la llevaron a vacunarse, siguiendo lo que pide el calendario de vacunación. Allí Amanda comenzó a levantar fiebre y pasó una mala noche por lo que al consultar al dispensario y a su pediatra sobre la situación, le dijeron que era normal por el tipo de vacua que recibió pero debía ser controlada.

"Todo el sábado la controlé, comimos, como hacía calor decidí tomar una siesta con ella. A las 16 se despierta y nos quedamos en la cama. Una hora después veo que empieza a temblar y le digo: "Amanda tenes frío por el aire", pero cuando la veo me encontré con un episodio del que no me voy a olvidar nuca: estaba con los ojos blancos, la boca torcida y lila además de estar toda entumecida. Ahí mismo le dije a sus hermanos que llamen al 911 y les pedí agua para mojarla un poco -aclara que no hay que mojar a los bebes en esta situación porque puede ser contraproducente, sino que hay que mantenerla de costado-, pero no reaccionaba", manifestó

"Ahí llame a mi marido que es policía -siguió en su relato-, pero estaba en un servicio quien me pidió que lo espere a lo que le dije que ya había llamado a la ambulancia. Corté llamé a mi mama que vive a una cuadra y le pregunté si estaba mi uñado para llevarme en auto, cuando ella sale para mi casa y yo algo a la puerta, vemos que el sub-oficial venía corriendo a socorrernos. Lee empezó a hacer masajes tipo RCP para estabilizarla. Nos cargó en el móvil y nos llevó hasta el hospital de Niños. A la altura del cementerio apareció la motorizada para abrirnos paso y cuando llegamos al hospital la estaban esperando, así que le hicieron todos los controles correspondientes, la dejaron en observación y luego nos vinimos a casa cuando ya no tenia más fiebre".

Te puede interesar