PANDEMIA: Estamos enfrentando la crisis solos, sin apoyo político ni de los jefes; el plus se los dan a los oficinistas

Interés General 25 de octubre de 2020 Por utrapol
Anoche, nos rompieron los patrulleros, ni las balas de goma los paraban a los rebeldes de una fiesta clandestina. Así no se puede. Nosotros en la trinchera, y los cobradores de plus, de oficina, en las casas.
graciaeletti

En la madrugada de este domingo, se produjeron dos violentas situaciones con fiestas clandestinas en los barrios Barranquitas y Santa Rosa de Lima, y que tuvieron como consecuencia la participación de oficiales y suboficiales de Orden Público -Comisaría 6° y Subcomisaría 2°- y de Cuerpos -Comando Radioeléctrico capitalino-. Hubo roturas y daños materiales en patrulleros ante la resistencia de los participantes en ambos eventos.

En el barrio Barranquitas, a las 2.30 de la madrugada, los vecinos que viven en inmediaciones de la esquina que forman las calles Vera y Pintado y 2° Pasaje denunciaron la presencia de un nutrido grupo de personas en una fiesta que se realizaba dentro de una vivienda. Al lugar llegaron oficiales y suboficiales de Orden Público que dialogaron con la propietaria del lugar y junto a funcionarios municipales le hicieron comprender que la reunión debía concluir. Pero la reacción de varios de los presentes fue muy violenta que, frustrados por la actuación policial, lanzaron una lluvia de piedrazos que impactaron en los patrulleros policiales.

Los oficiales debieron usar cartuchos con posta de goma para dispersar a los violentos agresores y tuvieron que replegarse hasta la avenida Juan Perón y calle Vera y Pintado. Luego, con apoyo policial, y junto con los funcionarios municipales, llegaron a la vivienda, nuevamente dialogaron con la mujer de 25 años, y la notificaron sobre el suceso y el correspondiente acta de infracción.

A todo volumen

A las 3.40 de la madrugada, los vecinos que viven en calle padre Quiroga al 2100 del barrio Santa Rosa de Lima no soportaron la música a todo volumen en una vivienda de la cuadra y denunciaron a la central de emergencias 911 la fiesta que se llevaba adelante en el inmueble.

Al lugar llegaron oficiales y suboficiales de la Subcomisaría 2° y del Comando Radioeléctrico capitalino junto con las autoridades municipales que se encontraron con un numeroso grupo de personas dentro y fuera del inmueble y de vehículos de todo tipo atravesados en la calle y en la vereda de las viviendas del vecindario.

Los policías, en este caso también, dialogaron con los propietarios de la casa, los hicieron entrar en razón junto a funcionarios municipales, les entregaron el acta de infracción y los presentes debieron retirarse. En este caso, también arrojaron piedras contra policías y miembros municipales de la secretaría de Control.

Te puede interesar