ADICIONALES EN LA URI: Uno voló y cayó parado, el otro anda con una planilla voladora que quema

Gremiales 22 de octubre de 2020 Por utrapol
Algunas repercusiones de lo que el gremio policial UTRAPOL viene denunciando, van teniendo tibias acciones desde la Jefatura de la Unidad Regional Uno, desplazaron a un empleado de Operaciones, y otro esta a horas de que sea echado por no poder demostrar de donde es poseedor de un servicio que no hace.
WhatsApp Image 2020-10-16 at 08.27.10

Cada una de las denuncias que las asociaciones sindicales hacen son veraces, aun cuando casi siempre se pretende descalificarlas, y suelen no ser admitidas hasta que terminan de explotar, porque la presión de los propios trabajadores hacen que "los arreglos" por debajo de la mesa queden al descubierto.

Ayer se conoció la salida de un empleado de Operaciones, que aún tuvo la fortuna, como dicen en la jerga, de "caer parado" ya que fue destinado a la Primera Zona de Inspección, ahora nos cabe la pregunta, ¿este empleado fue a uniformarse y a trabajar de policía, o fue al edificio de la Seccional Primera, donde funciona la Inspectoría Zonal, a hacer una sucursal de servicios adicionales, donde según muchos policías se pedía un retorno para acceder al beneficio de hacer servicios de policía adicional?.

A través de nuestros delegados de base, vamos a seguir monitoreando los servicios de adicional no solo de la Unidad Regional Uno, sino de la propia Primera Zona. a ver cual es la conducta de algunos miembros que en vez de trabajar de policías, son vividores ante las necesidades de los compañeros.

La planilla fantasma

El encargado de "la bancaria", un empleado de apellido Bitti, esta desesperado porque en su poder obra una planilla de adicional que deben cobrar quienes realizaron el servicio, pero lo curioso es que ese servicio NO TIENE DEPENDENCIA QUE LO REALICE, y nadie quiere meter los dedos en el enchufe responsabilizándose por los diferentes empleados que hicieron el adicional.

¿Qué paso?. En los papeles, la planilla del servicio está a nombre de la División Operaciones, pero el jefe de la misma, comisario Nini, desconoce ello, en virtud que esa dependencia no hace el servicio adicional al que alude el empleado Bitti, y mucho menos los que figuran en la misma; he aquí gran problema.

Suponemos que desde la Jefatura de la Unidad Regional Uno, se tomaran cartas en el asunto, para que ese "empleado infiel", explique como en su poder administraba un servicio que no le correspondía, quién se lo dio, quienes son los empleados que él disponía, sin tener potestad para ello, y demás interrogantes que muchos se preguntarán, y cuyo máximo responsable, el Subdiirector de Policía, Juan "palomo" Hernandez, hoy desplazado de la División Operaciones, deberá explicar en un futuro no muy lejano.

Te puede interesar