VIAJE A LO INESPERADO: Los policías patrullan con cubiertas lisas y sin frenos. El 99 % de los móviles no pasa una RTV.

Gremiales 23 de septiembre de 2020 Por utrapol
Estas son las condiciones paupérrimas en que someten a los compañeros, poniéndolos en peligro a ellos, a sus compañeros y a cualquier ciudadano; porque no están en condiciones de andar en circulación. Perotti y Sain miran para otro lado.
15

"vamos a equipar bien a la policía", decía Perotti en campaña; allá lejos quedó aquel discurso, pero que tan cerca ahora con los problemas, no solo porque a la vista esta que falto a la verdad, o bien no pensó la responsabilidad que le cabía como Gobernador de la provincia; los homicidios arrecian la provincia, y no hay mira de que se reduzcan, y ya también quedó muy atrás lo de enfrentamiento entre bandas narcos, acá muere el ciudadano de a pie, solo porque un delincuente se le da la gana ante el silencio, casi cómplice de un ministro que no da explicaciones y solo hace un relato de lo que pasa en la provincia como si el fuese un turista.

Acaso alguien cree que es posible brindar seguridad con patrulleros que están más en condiciones de se compactados que circular en las calles de la provincia? Seguramente no, pero a quién le importa? Quizás al policía, al chofer, aunque sabe que nada puede hacer, porque los jefes ya saben que los patrulleros no tienen seguro, los jefes ya saben que los móviles están casi sin frenos, y que las cubiertas en su mayoría están lisas; pero también lo sabe el poder político.

5El gobierno pide más y más, exige; cuando no, presiona para que los policías cumplan con su función; ocurre que eso no es tan fácil cuando hay una resistencia al funcionario, pero también cuando no hay condiciones mínimas de seguridad.

En un informe periodístico, recabamos información de las diecinueve unidades regionales, y en todas hay móviles que de ser autos de uso particular ya estarían secuestrados por inspectores municipales, a simple vista no pasan una revisación técnica vehicular.

Nuestros compañeros viajan al filo de provocar un accidente, de lesionarse ellos mismos o sus compañeros, muchos sin saber el grado de responsabilidad civil que le cabe ante un hecho fatal; y vaya si no lo saben aquellos que han pasado la triste historia de sufrir embargos por parte de la justicia, porque el propio Estado elude la obligación de pagar, y finalmente esto recae sobre el trabajador.

El Gobernador Perotti o el ministro Sain, no pueden decir que ligeramente que la inseguridad es producto de la droga y de conflictos interpersonales; ellos tienen que hacerse cargo de lo que los trabajadores policiales no pueden hacer en las calles.

Los santafesinos deben saber cual es el rol de la policía en este estadio de falta de políticas; y es simple, no hay un plan; y habiendo o no habiendo plan, los recursos con que cuenta no sirven, así como en una regional se hacen pollos para comprar una impresora, en otros lugares, los patrulleros están para ser dados de de baje en vez de servir para una emergencia,

Este es el grado de desidia de un gobierno al que ya se le terminó la música, la pantomima, y el verso en muchos casos; los hechos pusieron luz sobre el humo de un ministro como Marcelo Sain. 

Te puede interesar