TRABAJAREMOS DE CIVIL: Al gobierno le corresponde este año entregar uniformes, y hasta ahora no hay novedades

Interés General 21 de septiembre de 2020 Por utrapol
La ultima entrega corresponde al año 2017, y atrasados; terminaron de entregarse en 2018 en algunos lugares. La ley es clara. Los policías no deben poner un solo peso de su bolsillo para los uniformes, si no se los dan, pueden ir de civil al servicio.
Captura de pantalla (1496)

El gobierno pretende seguridad, eficacia, con trabajadores mal pagos, sin posibilidad de reclamos de condiciones mínimas de seguridad laboral, en medio de una pandemia que tiene al cuarenta por ciento de la fuerza fuera de los servicios, y encima pretende que saquen de sus bolsillos para la adquisición de los uniformes.

Las prendas están cada vez más caras, los gobiernos no las entregan, y resulta muy oneroso para el trabajador comprarlas. El gobierno anterior, como se venía muy rezagado en ese tema, tuvo que salir en la emergencia a partir de los airados reclamos de los gremios, APROPOL y UTRAPOL; y otorgó en 2016 una suma fija de $ 6.300 , que se hizo en tres pagos; ya para la última cuota el valor nominal ya estaba devaluado.

Como consecuencia de las demandas y la inflación, (casualmente en año electoral), en 2017, el gobierno en una inversión de 213 millones de pesos, compró las prendas, que fueron entregadas en forma progresiva, y también con cierta demora.

El gobierno de Perotti va camino a una policía de civil

El artículo 69 de la Ley de Personal, reza que el personal policial vestirá uniforme de acuerdo a las reglamentaciones vigentes siendo obligatorio su uso en los actos del servicio no excluidos expresamente por las normas legales aplicables. Esto en concordancia con lo que estipula el Reglamento de Uniforme y Equipos Policiales, (Decreto Nº 2359/92), que  también habla de la obligatoriedad, en su uso.

Dichos uniformes, de fajina y diario, serán provistos SIN CARGO y cada tres (3) años a los suboficiales, se colige en la Ley 12.521, personal de ejecución; y el de fajina al resto del personal. 

Estamos entrando ya en el mes diez del gobierno actual, y aun no ha habido ni entrega de uniformes, y no se ha llamado a licitación para la compra, ni se ha anunciado un pago extraordinario para la adquisición de alguna de las prendas, con lo cual este retraso traerá aparejado la posibilidad de que haya trabajadores policiales que se vean obligados a vestir de civil.

El ministro Marcelo Sain, a diario habla de una nueva policía, pero lo cierto es que día a día hay un retroceso en el sistema de seguridad, porque los recursos humanos se ven afectados por situaciones como esta; y es inadmisible que la seguridad pública deba sostenerse con el sueldo de los trabajadores, si se los empuja a que saquen dinero de sus salarios para la compra del uniforme.

Carruega y el caso testigo de vestir de civil. Planteo de APROPOL en 2002

En el año 2002, el por entonces Sargento Mario Carruega, que prestaba servicios en la Unidad Regional Uno; y además era miembro de la comisión directiva de la Asociación Profesional Policial (APROPOL), presentó una nota, donde informaba la imposibilidad de uniformarse para trabajar habida cuenta que en Estado no se lo entregaba.

La exposición del suboficial, llegó a los estamentos superiores, donde un dictamen jurídico lo autorizó a vestir de civil, y creó un precedente, en donde obligó al gobierno de esa época a otorgar sumas extras para la compra del mismo, y además abrió un campo legal irrefutable para dado el caso, no sacar dinero del bolsillo para cumplir algo que es ajeno al trabajador.

Plantealo por nota a tu jefe

Desde las entidades sindicales, recomendamos que ante esta situación, informes a tu superior inmediato de no poder vestir el uniforme, porque se rompió, esta gastado. En unidades operativas particularmente, el desgaste muy rápido, por lo cual los tres años de vida útil, según refiere a reglamentación no son reales.

No tome un solo peso de tu sueldo para sostener la seguridad pública, resguardate mediante una sencilla nota.Captura de pantalla (1498)Si compras prendas, pedí la factura ,y reclama la restitución del dinero

Muchas veces, por necesidad de no perder ingresos económicos, en lo que tiene que ver con la realización de Servicios de Policía Adicional o horas extraordinarias (OSPE), el policía se ve obligado a comprarse el uniforme; y sin quererlo contribuye solidariamente con algo que no le corresponde, que es hacerse cargo de una parte de la seguridad pública, que es absoluta responsabilidad del Estado.

Ante esa situación, se recomienda, que cuando se compre una prenda, se pida la factura correspondiente, y se tramite vía jerárquica, que se devuelva el dinero gastado. No puede haber ninguna negativa de parte de los jefes a darle curso a la nota; es un derecho que se tiene.

Los trabajadores policiales no deben asumir responsabilidades que no les compete, y no hay que dejar pasar estas cosas, porque los ciudadanos requieren de seguridad, el policía está para brindárselas, pero para eso necesita de los medios.

Te puede interesar