EL MUNDO DEL REVES: Un policía resistió un asalto, se tiroteó y le pegó cinco balazos al delincuente que llevaba un arma de guerra, pero el fiscal lo dejo preso.

Interés General 31 de agosto de 2020 Por utrapol
Sucedió en el Barrio Barranquitas, cuando un ladrón intentó asaltar al padre de un suboficial de 25 años. El agente resistió el atraco y se generó un tiroteo con el delincuente que está internado en el Cullen
Captura de pantalla (1271)

Este domingo, antes de las 21, un policía que presta servicios en el Comando Radioeléctrico rosarino salió en defensa de su padre ante un delincuente que lo emboscó en las populosas calles del barrio Barranquitas con intenciones de robo. Se generó un intenso tiroteo entre ambos que terminó cuando el delincuente cayó herido luego de recibir cinco balazos en calle Cochabamba al 4300.

El ladrón fue identificado como J. O. de 29 años y le secuestraron una pistola calibre 9 mm. cargada con algunas balas, con evidente olor a pólvora y en buenas condiciones de funcionamiento. Anoche era operado en el hospital Cullen.

Tiroteo y aprehensión

Los vecinos que viven en las adyacencias de calle Cochabamba al 4300 del barrio Barranquitas de la capital santafesina escucharon numerosos disparos de arma de fuego y denunciaron el suceso a la central de emergencias 911. Luego, hubo gritos en la calle, y cuando cesaron los disparos vecinos salieron a la vereda y observaron al hombre tirado en la calle. El delincuente recibió cinco disparos: dos en el pecho, dos en la pierna derecha y un tiro en el antebrazo izquierdo.

En cuestión de pocos minutos llegaron oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos que preservaron el lugar y colocaron las esposas de seguridad en las muñecas del delincuente que intentó asaltar al padre de un suboficial de 25 años que trabaja en el Comando Radioeléctrico rosarino.

El fiscal en turno de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación ordenó que el delincuente herido sea llevado al hospital Cullen para su atención médica con custodia permanente de personal policial en el nosocomio público, y que después de recibir las curaciones sea identificado y se le forme causa como presunto autor de los delitos de "tentativa de robo seguido de herida de arma de fuego". Como también la identidad del agente involucrado en el suceso y la participación de la división Judicial de la policía capitalina, por tratarse de personal policial involucrado en el suceso, y la realización de los peritajes criminalísticos de rigor, los que serán ejecutados por los agentes del área Científica de la Agencia de Investigación Criminal AIC.

FUENTE: Diario UNO

Te puede interesar