POLÉMICA RESOLUCIÓN DE SARNAGLIA: Ordena la obligatoriedad de hacer horas extras, pero no las pagan

Interés General 11 de agosto de 2020 Por utrapol
Para el jefe de Policía la interpretación de la normativa vigente impone exigir a los trabajadores que si o sí, se presten servicios en horas francas a la sola convocatoria de los jefes. Hay malestar por ello, particularmente porque las horas extras no son pagas en tiempo y forma.
2

La disposición que en la víspera hace conocer el Jefe de Policía, Victor Sarnaglia, es un tanto discutible, por cuanto avanza sobre derechos esenciales del trabajador, primero en lo que tiene que ver con el descanso y por el otro por recibir en tiempo y forma una remuneración por el trabajo realizado.

A partir del no pago de las horas extras (OSPE) al cierre de cada quincena por parte del gobierno, el personal policial comenzó a relegar hacer una labor adicional en sus horas francas, eso sumado al poco valor que tiene cada hora; y el servicio de seguridad consecuentemente se reciente, porque cada vez, y por diferentes motivos hay menos personal operativo.

Por eso, Sarnaglia, impone una orden cuasi temeraria, y a la vez antijurídica si hacemos un análisis puntual, puesto que hay situaciones en la que la seguridad o la inseguridad esta en peligro, y obvio que en nuestra provincia pasa hace muchos años; ahora, eso no es por culpa de los policías, sino por las pésimas gestiones de los gobiernos.

Con el decisorio de Sarnaglia, seguimos retrocediendo, puesto que el Jefe de Policía con el personal cubre las ineficiencias de quien gobierna; los trabajadores no pueden suplir la falta de personal, y si así fuese trabajar en horas de descanso cuanto menos que se les pague como corresponde.

Es decir, si un maestro falta al aula, va un reemplazo; en la policía no pasa eso, si se enferma un personal en una guardia de cuatro, solo serán tres para las mismas tareas; y eso es porque no hay un solo plan del gobierno en revertir esto; entonces que hacen, revientan el descanso del personal y gratis propiciamente, porque cuando se les ocurre pagar, ya el dinero se lo comió la inflación.

Esperemos que esta situación e flexibilice, y que sea el propio conductor de la fuerza quien lleve tranquilidad a los trabajadores, Sarnaglia debe estar en la primera primera, no solo para dar las ordenes, sino también para atajar los embates del poder político que cada día erosiona la institución y la carrera policial.

Te puede interesar