CORRUPCIÓN: Esta es la justicia que solo miraba la connivencia policial; también hay que ir por la política

Interés General 01 de agosto de 2020 Por utrapol
La salida a la luz de los miles de dólares que un empresario pondría mediante aprietes a dos fiscales de la ciudad de Rosario, revela como en muchos casos se habla de eficacia metiendo presos policías solamente, mientras ellos por debajo son quienes organizan y manejan la criminalidad.
EN MANOS DE QUIEN ESTAMOS

Gustavo Ponce Asahad y Patricio Serjal, son la foto de un ministerio público fiscal que parido de un día para el otro, termina desnudando que pese a los concursos y la paraafina para nombrar fiscales, algunos abogados asociados al delito lograron ser parte de este Órgano del proceso penal en la provincia.

Asahad y Serjal, no son más que dos delincuentes que con un lugar de poder tienen la posibilidad de apretar gente y jugar con la libertad de las personas, hasta que caen. Serjal, que liberó un ladrón de autos y después se los compró, tiene varias carpetas en la Legislatura provincial para su remoción, sin embargo parce que hay legisladores que les conviene este tipo de gente por si las dudas alguna vez lo tienen que sacar de apuros a ellos también.

Estos personajes no solo deben ser echados a patadas del MPA, sino deben estar tras las rejas como cualquier delincuente común, porque son de lo peor; con que autoridad moral acusaban a la gente, pedían años de prisión; cuando ellos mismos eran parte de una organización delictiva?

Meter presos policía como eficacia de la gestión

Asahad y Serjal, estos dos apretadores, delincuentes disfrazados de justicieros, se cargaron decenas de policías, algunos culpables otros no, paseándose en medios de comunicación hablando de la corrupción policial y del crimen organizado con la cabeza en algún jefe policial. ¿De qué se van a disfrazar ahora? Seguramente les quedará muy bien el traje a rayas.

Desde las organizaciones sindicales policiales siempre hemos sostenido que no queríamos hablar de corrupción policial, sino de corrupción, porque de esta manera desnudabamos el gran grado de complicidad que hay en organismos del Estado sobre todo en quebrar la ley.

Que estos dos personajes, Asahad y Serjal hoy estén sospechados y camino a un juicio, condena y cárcel, debe ser la antesala para que lo sigan otras personajes iguales a ellos, y que también entre en la política, acá nadie puede hacerse el distraído, porque en la dirigencia política de la provincia, hay muchos que deberían dar explicaciones también.

Te puede interesar